El proyecto de ley urgente de eficiencia económica y generación de empleo en uno de sus artículos contempla la eliminación del IVA para los materiales de construcción de viviendas, cuyo espíritu es incentivar al sector inmobiliario donde se ofrecen muchas plazas de empleo y abaratar el precio de las viviendas en beneficio del comprador.

Exportadores ven impacto negativo para liquidez de empresas por retención aprobada con ley urgente

Surge entonces la pregunta: ¿Quién se beneficiará y en cuánto, si los materiales de construcción de viviendas no tienen IVA?, el siguiente análisis contesta la inquietud en dos capítulos. Uno, ¿de cuánto será la rebaja? Partimos de las siguientes premisas: comprador (cualquier ciudadano), vendedor (promotor-constructor); valor del IVA 12 %; tipos de vivienda: individual, de conjunto y departamento; costo de la vivienda igual al costo de construcción más el costo del terreno; el costo de construcción es la suma del costo de mano de obra, materiales y maquinaria; donde los materiales constituyen el 70 % del costo de construcción. Procedimiento de cálculo, el presupuesto de obra y el precio de venta de la vivienda, son calculados con los procedimientos clásicos, varían solo por el valor de los materiales, antes con IVA, ahora sin IVA, es obvio que el presupuesto y precio de venta con materiales sin IVA sean de menor valor. Se estima que esta rebaja estará por el orden del 4 % para viviendas individuales, para las de conjunto la rebaja será del 5 % y para los departamentos el 7 %. Ahora resta saber ¿quién es el beneficiario de estas rebajas?, teóricamente el comprador de la vivienda como reza la ley. Pero la realidad es otra, el comprador cómo sabe si en el precio de venta que le pide el vendedor está o no el IVA de los materiales, no tiene forma de comprobar, la persona que sabe es la que lleva la contabilidad de costos.

Ley de Eficiencia Económica ya está publicada en el Registro Oficial, estos son los cambios en impuestos y normas que entran en vigencia

Si el consumidor no tiene incentivos, la oferta no se dinamiza. Este artículo del proyecto de ley urgente de eficiencia económica no funciona. El Gobierno, si busca plazas de empleo, debe incentivar directamente al comprador de la vivienda, facilitando créditos blandos, por ejemplo. (O)

Publicidad

Marco Antonio Zurita Ríos, Quito