Ayer cumplió 43 años de la profesión solemne religiosa Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco, quien entró en la Compañía de Jesús el 11 de marzo de 1958 y profesó el 22 de abril de 1973.

El primer papa latinoamericano de la historia, de nacionalidad argentina, fue ordenado en diciembre de 1969 y después continuó su formación en España entre 1970 y 1971. Dos años más tarde realizó su profesión perpetua como jesuita.

Entre 1972 y 1973 fue maestro de novicios en Argentina, en la localidad bonaerense de San Miguel, donde Jorge Mario Bergoglio también ejerció de profesor de la Facultad de Teología, consultor provincial de la orden y decano del colegio.

El 31 de julio de ese año fue elegido provincial de los jesuitas en Argentina. Tenía entonces 37 años.

El 22 de abril es una fecha tradicional en que los jesuitas pronuncian votos definitivos tras concluir su formación religiosa, pues ese día, en 1542, san Ignacio de Loyola –fundador de la Compañía de Jesús– y sus primeros compañeros pronunciaron en Roma su profesión solemne después de que el papa Pablo III aprobase la nueva orden. (I)