“Tengo una cláusula con U. Católica que tiene más de ocho partes. Si vienen equipos que hagan una mayor propuesta, yo puedo salir libre”. Con estas declaraciones el portero argentino-ecuatoriano Hernán Galíndez dejó claro que su salida del cuadro camaratta depende de un tema legal y económico.

Liga de Quito y Aucas son los clubes que se encuentran interesados en fichar al segundo arquero de la selección de Ecuador en el proceso del técnico gaucho Gustavo Alfaro para obtener la clasificación al Mundial de Catar 2022.

En el cuadro blanco tienen como primera opción a Galíndez para cubrir el puesto del nacionalizado Adrián Gabbarini, quien estaría recuperado en julio del 2022 de su rotura de los ligamentos cruzados en la rodilla derecha. Otro de los nombres que suenan para reforzar el arco de la U. es el de Jorge Pinos, campeón de la Copa Sudamericana con Independiente del Valle en el 2019 y que en esta temporada fue clave para que 9 de Octubre clasificara a la Copa Sudamericana de la próxima temporada como Ecuador 1.

Y en Aucas, que tiene en sus filas al guardameta uruguayo-ecuatoriano Damián Frascarelli, también apuntan al golero de 34 años por su participación en la próxima edición de la Sudamericana.

“Las propuestas son firmes (de Liga y Aucas) y hay algo que no se logra entender del todo que es mi vínculo laboral con los camaratas. La gente cree que me estoy haciendo desear o quiero algo extra (...). Pasa por la parte legal de superar a un contrato que tenga firmado. Esto todavía no sucedió”.

“Debo pensar en mi futuro y tienen que entender que hace diez años estoy en Católica y si me muevo es para estar mucho mejor. Es una negociación entre los dos o tres clubes que hay en firme. Con todos se han hablado cosas medio parecidas. Quiero tener la libertad de decidir lo que quiero hacer con mi carrera (...). Tomamos la decisión mi esposa y yo. Mi entrenador me acerca la propuesta, pero yo soy quien va a entrenar todos los días. Hoy me fijo mucho en lo deportivo y quiero que se entienda, no se trata de las ganas de jugar en otro equipo”, agregó en diálogo con la radio quiteña Área Deportiva.

Trayectoria de Galíndez en Ecuador

Llegó en el 2012, procedente de Rosario Central, por pedido del técnico argentino Jorge Célico, para lograr el ascenso a la serie A del balompié nacional. El objetivo se logró al final de la temporada.

En su retorno a la máxima categoría, Galíndez despuntó con Católica y clasificó a las ediciones de la Copa Sudamericana 2014, 2015, 2016, 2017, 2019 y 2020. En la Libertadores volvió a competir en el 2021 tras 41 años. En este año volvió a conseguir el cupo a Libertadores para el 2022.

En su estadía por el Trencito Azul ha jugado 355 compromisos oficiales. Sus destacables actuaciones le permitieron ser convocado a la selección de Ecuador desde el 2020, participando en seis encuentros (tres por la Copa América 2021, dos por las eliminatorias a Catar 2022 y un amistoso, ante México el 27 de octubre de este año. (D)