El aparecimiento de una nueva variante del COVID-19, ómicron, que tiene en vilo y ha obligado a declarar la emergencia y cerrar las fronteras en varios países, también repercute en las actividades de Ecuador.

Con ese motivo, el presidente Guillermo Lasso, en cadena nacional que se transmitió la noche de este lunes, anunció las medidas que se adoptarán para tratar de evitar la propagación de la nueva variante que ya llegó a América y se la ha detectado en Europa y África, especialmente.

Entre las nuevas medidas que se adoptarán desde las 00:00 de este 1 de diciembre, está la obligación de reducir al 50 % el aforo en todos los eventos que se realicen en lugares públicos, entre los que se encuentra el fútbol.

A más del control del aforo y el cumplimiento de medidas de bioseguridad se exhorta a la verificación del carné de vacunación en los espacios públicos.

El pasado 20 de octubre, antes de conocerse la nueva variante del COVID-19, ya el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional aprobó un aforo “sugerido” del 50 % para lo que resta del torneo de la serie A.

Entre el 5 y 12 de diciembre se definirá el título del fútbol ecuatoriano entre Independiente del Valle y el Club Sport Emelec. El cuadro millonario será visitante, a las 19:00, en el estadio Banco Guayaquil, de Amaguaña.

El aforo al 100 % del estadio de Independiente es de 12.000 aficionados, mientras que el George Capwell es de 40.000, por lo que se espera el ingreso de 6.000 hinchas en Amaguaña y 20.000 en Guayaquil. (D)