En el legendario Maracaná Barcelona Sporting Club obtuvo en 1986 un triunfo que amplió su colección de hazañas en la historia del fútbol nacional. Los toreros obtuvieron hace 35 años la primera y hasta hoy única victoria de un equipo ecuatoriano en el más emblemático escenario de balompié de Brasil, el oficialmente llamado estadio Mario Filho, inaugurado en 1950 y sede principal de la primera Copa del Mundo organizó aquel año el país de la samba.

Los amarillos se presentan este miércoles (19:30 de Ecuador) en el Maracaná, donde enfrentan al Flamengo por la semifinal de ida de la Copa Libertadores 2021.

El martes 15 de julio de 1986, los canarios llegaron al inmueble carioca para medir al Bangú Atlético Clube, subcampeón brasileño, por el Grupo 3 de la Libertadores (completaron la llave Coritiba y Deportivo Quito). Barcelona, en Guayaquil, no pudo con Coritiba (1-1), los chullas (3-3) y al Bangú le ganó estrechamente (1-0). Eran tiempos en que la ronda de semifinales pasaba el club que acababa como líder de su zona. Y en el Maracaná aquel plantel canario empezó a pavimentar el camino rumbo a esa instancia con una brillante victoria (igualó su otro duelo en Brasil 0-0 y en Quito consiguió el mismo marcador 0-0 para llevarse la llave número 3).

Dirigidos por el uruguayo Juan Eduardo Hohberg los amarillos formaron con Carlos Luis Morales; Flavio Perlaza, Hólger Quinónez, Jimmy Montanero, Fausto Klínger; Toninho Vieira, Tulio Quinteros, Severino Vasconcelos (Galo Vásquez); Luis Ordóñez, Lupo Quiñónez (Jimmy Izquierdo), Juan Madruñero.

Publicidad

El 15 de julio de 1986, un doblete de Severino Vasconcelos causó la caída 1-2 del Bangú.

El cuadro de Rio alineó con Gilmar (luego ingresó Nardo); Velto, Jair, J. Olivera (Evandro), Israel; Tobi, Mario, Artursinho; Marinho, Nando y Ado.

“Al inicio del partido Barcelona encaró a Bangú de igual a igual, pero luego sobre los 20 minutos, retrasó sus líneas, cediendo la iniciativa al equipo brasileño, que no se hizo esperar para atacar con todo en busca del gol”, detalló la información de EL UNIVERSO.

Diario EL UNIVERSO resaltó el juego ofensivo con el que Barcelona SC encaró el segundo tiempo para, con un doblete de Severino Vasconcelos, remontar y vencer a Bangú en el Maracaná. Foto: Archivo EL UNIVERSO

Sin embargo, el Diario indica: “A los 22 minutos fue el subcampeón brasileño el dominador de las acciones, situación que le permitió abrir el marcador a los 24m cuando en un ataque a fondo, Ado centró desde la izquierda para que Marinho entrara por el otro lado y de cabeza derrotara al meta Carlos Luis Morales”.

EL UNIVERSO destacó que en el segundo tiempo los toreros salieron con actitud ofensiva renovada. “El aliento recibido por el técnico y los dirigentes en el periodo de descanso revitalizó a los jugadores toreros, que salieron a jugar la segunda parte del encuentro con más bríos y confianza que antes, lanzándose al ataque en busca del arco brasileño”, se comentó.

“Con las rápidas maniobras de Lupo, Ordóñez, Madruñero y Vasconcelos comenzaron a hacer estragos en la zaga de Bangú, preocupándose mucho los dos backs centrales y el meta Gilmar”, se relata en la nota del compromiso.

Se añadió: “En el otro sector respondía con potencia y decisión de Quinteros, Montanero y Hólger, elementos que también rayaron a gran altura y que fueron ejes principales de esta gran victoria obtenida por Barcelona”.

Reseña de EL UNIVERSO sobre la reacción de los hinchas amarillos luego del triunfo en el Maracaná, hasta la actualidad, la única victoria de un equipo ecuatoriano en el histórico reducto. Foto: Archivo EL UNIVERSO

Tras inclinar la balanza a su favor, los canarios comenzaron a concretar la remontada. “Las llegadas del campeón ecuatoriano eran cada vez más peligrosas. Lupo logró quitar la pelota a Jair, cayó pero alcanzó a habilitar a Ordóñez, quien metió un centro que Vasconcelos empalmó de primera para batir a Gilmar (57m), quien quedó lesionado y fue sustituido por Nardo”, se dijo.

Y el tanto del triunfo barcelonista cayó a los 85 minutos. “Ordóñez avanzó por la banda derecha y lanzó un pase para Lupo, quien dominó la pelota frente al arco y fue derribado por el guardameta Nardo, acción que el juez cobró como penal. Vasconcelos ejecutó la falta, Nardo no logró controlar el tiro y remató otra vez el brasileño para mandar el cuero al fondo de las redes y concretar el triunfo”, concluye la crónica. (D)