DEPORTES

Publicidad

No arranca con victoria la era Graham Potter en el Chelsea

Los 'Blues' volvieron a fallar en la Champions League, esta vez con un empate en casa.

Graham Potter (c) debutó este miércoles como timonel del Chelsea, una semana después que dejara la dirección técnico del Brighton. Foto: KIERAN GALVIN

Publicidad

Graham Potter aún no hace magia en el Chelsea, que volvió a fallar en la Champions League, esta vez con un empate ante el Salzburgo (1-1), y solo suma un punto tras dos jornadas.

Los ‘Blues’ son colistas del grupo E, a tres puntos del AC Milan y se complicaron este miércoles su clasificación a octavos de final con otro partido que pone de manifiesto los problemas que tiene el equipo en las dos áreas. Ni Pierre-Emerick Aubameyang termina de funcionar arriba ni son capaces de defender en condiciones; su última puerta a cero data del 6 de agosto.

El gol inicial de Raheem Sterling, tras un partido muy cómodo, lo llevó al traste un error de Thiago Silva y el empate de Noah Okar. Un punto muy bueno para los alemanes e insuficiente para los ingleses, que no arrancan con victoria la era Potter.

Publicidad

Tras el abrupto despido de Thomas Tuchel, al que Stamford Bridge homenajeó con aplausos en el minuto 21 -año en el que ganó la Champions-, Potter no dio un vuelco a la imagen de los ‘Blues’, que siguen sin ser el bloque campeón de hace dos temporadas.

Un gol de Raheem Sterling tapó durante muchos minutos las carencias de un aún errático Pierre-Emerick Aubameyang. El gabonés no estuvo fino, como tampoco lo estuvo en Zagreb, y la mayoría de internadas de Reece James, el mejor del partido, terminaron en nada.

Tuvo que ser en la segunda mitad cuando el lateral inglés encontró hueco a la espalda de la defensa del Salzburgo y puso un pase para que corriera Mason Mount, que rozó antes el gol con una volea desviada.

Publicidad

El inglés se lanzó a la cabalgada y puso un centro raso al área que se comieron los dos centrales del Salzburgo. El cuero le cayó a Sterling que, con toda la calma del mundo, controló y curvó al palo contrario con el interior. Su signo de identidad.

Todo estaba bajo control, pero en una jugada de la nada Junior Adama salió indemne de una entrada de Thiago Silva, poco contundente, colocó un pase atrás y Okafor, a trompicones, sacó un disparo que pasó entre las piernas de Azpilicueta y se coló en la portería de Kepa.

Publicidad

Drama para el Chelsea, que tuvo ocasiones para el 2-1, pero un paradón de Kohn a Ziyech y un disparo rozando el larguero de Armando Broja impidió que el marcador se moviera.

Un punto para los de Londres que se quedan cuartos del grupo, a cuatro puntos del AC Milan y a dos del Dinamo de Zagreb. El Salzburgo sobrevive con dos unidades en tercer lugar. (D)

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad