Con un cuarto lugar de etapa y en una modalidad que no es su fuerte, el ecuatoriano Richard Carapaz dejó ver la solvencia de su preparación. El tricolor mantuvo el maillot amarillo que lo acredita como líder general del Tour de Suiza, posición que buscará defender este domingo en la octava y última etapa.

La Locomotora se quedó con el cuarto mejor tiempo del día, una etapa contrarreloj individual (CRI) ganada con categoría por el colombiano Rigoberto Urán (EF Education-Nippo), que acecha al de Ineos Grenadiers en la pelea por el título.

Si Rigo “voló” en la jornada en Andermatt, lo de Carapaz no fue menos, con una “gran” etapa, según destacó Ineos, que saborea un nuevo triunfo con el ecuatoriano.

Carapaz sorprendió en la crono y “defendió con fuerza su maillot amarillo”, comentó el equipo británico en su web, al destacar el desempeño del ecuatoriano en “una dura contrarreloj de la séptima etapa del Tour de Suiza”.

Publicidad

La etapa de este sábado tuvo un trazado particular, con un ascenso a la mitad del recorrido y un premio de montaña de primera categoría, para seguir con descenso hasta el final de los 23,2 kilómetros.

El ganador fue el colombiano Urán con 36 minutos 2 segundos, seguido del francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) a 40 segundos, mientras el suizo Gino Mäder (Bahrain-Victorious) se ubicó tercero a 54 segundos, igual diferencia para Carapaz, cuarto en el día.

“Mijines! Un día más de amarillo y otro más por delante para defenderlo. A tope Ineos Grenadiers”, posteó el corredor ecuatoriano.

Lo del ecuatoriano fue destacado al superar en la clasificación a nombres como Jakob Fuglsang (Astana-Premier Tech), que cedió el segundo puesto de la general, y al neerlandés Tom Dumoulin (Jumbo-Visma), especialista en crono, al que superó por dos segundos.

En óptima forma, Carapaz va en camino de su primera prueba por etapas este año.

Ineos ha controlado al pelotón toda la semana y será la misma tarea a cumplir para llevar a la Locomotora al primer cajón del podio.

Publicidad

Sus principales oponentes hasta antes de la CRI quedaron lejos. Fuglsang, que era segundo, cayó al quinto puesto a 1 minuto 15 segundos, y aunque Alaphilippe quedó tercero, el campeón mundial anunció que no tomará la salida del último día para regresar a Francia y acompañar a su esposa en el nacimiento de su primer hijo.

El cuarto mejor ubicado es el alemán Maximilian Schachmann (Bora-hansgrohe) que está a 1 minuto 7 segundos, por lo que la amenaza más cercana para Carapaz es la presencia del colombiano Urán, segundo en la general a 17 segundos tras su exhibición en Andermatt, que le permitió saltar 3 puestos en la general.

La octava y última etapa será para trabajo de Ineos. Serán 159,5 kilómetros de recorrido con tres premios de montaña, dos de estos de primera categoría, en Oberalpass y Lukmanierpass, además de uno con categoría especial (Gottardo), a 15 kilómetros del final y antes del descenso hasta la meta. (D)