Treinta y cinco millones de dólares no fueron suficientes para convencer a George Clooney de aceptar un trabajo de un solo día. El actor de 60 años, ganador de un Óscar, reveló en una entrevista con The Guardian que declinó la oferta por principios éticos.

“Pues sí. Me ofrecieron 35 millones de dólares por un día de trabajo para un anuncio de una aerolínea, pero lo hablé con Amal y decidimos que no merecía la pena. Estaba asociado con un país que, aunque es un aliado, es cuestionable a veces, y entonces pensé: ‘Bueno, si me quita un minuto de sueño, no vale la pena”, mencionó Clooney.

George Clooney

El país al que se refería el actor no fue revelado, pero el motivo del cuestionamiento de Clooney es que no “podría dormir tranquilo si aceptara un trabajo de un país donde no se respetan los derechos humanos”.

Sin embargo, todo apunta a que Clooney no necesita esos 35 millones de dólares. Su exitosa carrera le ha dejado una fortuna entre 250 y 500 millones. Esa carrera no solo incluye los exitosos papeles que ha interpretado a lo largo de los años, sino también a las grandes marcas con las que ha estado asociado.

El actor y hombre de negocios vendió su empresa de tequila Casamigos por casi mil millones de dólares y de su contrato con Nespresso, que ya lleva dos décadas, ha acumulado 40 millones.

El actor George Clooney junto a su mujer Amal Alamuddin. EFE/EPA/ANDY RAIN/Archivo Foto: EFE

Pero George no es el único Clooney exitoso e involucrado en causas sociales. Su esposa, Amal, es abogada defensora de los derechos humanos. “El tipo de trabajo que mi esposa realiza la lleva a confrontar y juzgar a grupos terroristas, por lo que debemos tomar todas las precauciones posibles para mantener a nuestra familia a salvo”, comentó el actor en una carta abierta publicada en Variety.

Esto lo dijo en referencia a un pedido que le hizo a la prensa de no tomar o publicar fotos de sus hijos mellizos. “No podemos proteger a nuestros hijos si una publicación coloca sus rostros en la portada”, añadió. (E)