Cuando escuchan el nombre de Nelly Furtado, muchos aún se imaginan a la chica menudita de 20 años que cantaba sus himnos de folk-pop a inicios de este siglo. Lo cierto es que Nelly ya no canta folk-pop tan seguido como antes ni luce igual como hace 24 años.

Si por algo es reconocida la cantante canadiense es por su versatilidad musical y la experimentación de géneros, así como el poder probarse con múltiples looks y vestuarios en el escenario. En su más reciente actividad, la intérprete se encuentra de gira internacional mostrando su talento vigente. Pero es su figura, a sus 44 años, lo que ha dado mucho de qué hablar en las redes sociales.

Tras sus presentaciones en México, en el marco del Festival Tecate Emblema 2024, y en Suiza, le han llovido una ola de críticas por su apariencia física y su elección de vestuarios. En el primer show, en Ciudad de México, Furtado optó por un ajustado enterizo de cuerpo entero, de textura brillante en colores rojo y negro, que resaltó por demás sus pronunciadas curvas. En el segundo espectáculo, en el parque Gröna Lund, Nelly eligió un nuevo enterizo apretado, esta vez en color jeans y escote pronunciado.

Publicidad

El cambio de look de Nelly Furtado

Nelly sin duda ha sorprendido con esta vestimenta a la que el público no estaba acostumbrado, y que marca su nueva faceta musical. En los últimos tiempos ella se ha mostrado más sensual, desde que rompió su pausa de más de cinco años fuera de los escenarios, con piezas de vestir ajustadas, pegadas al cuerpo, y con telas brillantes y atrevidas, sea por el uso de lentejuelas, piedras, o transparencias. Así lo demostró en sus conciertos en Coachella y Lollapalooza.

Además, estila su cabello en ondas naturales con iluminaciones en color miel, dejando en el pasado su cabellera castaña oscura sin manipular. Nelly no le teme a llamar la atención, disfruta de sus curvas (como lo muestra en fotos y videos de redes sociales). Lo más seguro es que tampoco le preocupe las críticas.

La estrella de origen portugués también acaba de lanzar una melodía con Tove Lo, cuya estética es un labial rojo pasión embarrado en un espejo. Todo esto está muy lejos de los tops simples y pantalones hip hop que lucía en su primera época y que, para sorpresa de algunos, hace años desechó. (E)

Publicidad