El sueño de representar a Ecuador como su reina de belleza ha permanecido en el corazón de Nadia Mejía durante varios años.

Así que cuando se enteró de que las nuevas reglas del certamen permitían que mujeres que ya hubieran contraído matrimonio participaran, ella no dudó en hablar con su esposo, Sam Webb, sobre la posibilidad de inscribirse.

Yajaira Quizhpi: ella es la candidata a Miss Universo Ecuador de mayor edad en la historia del concurso

“Cuando me casé tuve que dejar ir mi sueño, pero ahora tengo la oportunidad de regresar y representar a una mujer casada, porque aun cuando escoges el amor, aún debes poder perseguir tus sueños. Así que estoy muy emocionada”, dijo a este Diario aún mezclando el español con el inglés, mientras perfecciona el lenguaje de su papá, Gerardo Mejía.

Publicidad

Entrevista con las candidatas a Miss Ecuador. Foto: Francisco Verni Foto: Francisco Verni Peralta

Al nacer en Estados Unidos, Nadia creció hablando inglés al 100 % y responsabiliza (entre risas) a su papá por no haberle enseñado español.

“Le pregunté y su respuesta fue que él no quería que yo atravesara por las dificultades que él tuvo cuando llegó a Estados Unidos porque no hablaba inglés, él creyó que estaba facilitando mi vida, pero ahora estoy en la capacidad de aprender”, compartió la candidata de 28 años.

Su esposo, quien por sus raíces australianas tiene un acento marcado en inglés (que a veces ni siquiera Nadia puede entender), también está embarcado en la misión de dominar el español y vendrá a verla participar en la gala final.

Publicidad

Para la aspirante a la corona, participar en el Miss Universo Ecuador la desafía a conectarse mucho más con su cultura ecuatoriana y eso la emociona, incluyendo las clases de pasarela donde está aprendiendo a mover mucho más sus caderas para imprimirles ese sabor latino.

El amor por nuestro país inspira también su proyecto social, la plataforma #EstoesEcuador, a través de la cual quiere amplificar los aspectos positivos de la nación frente al mundo, con el apoyo del ministro de Turismo, Niels Olsen.

Publicidad

“Como representante de la Comunidad USA me pregunté cómo podría hacer la diferencia y mi meta es reescribir la narrativa sobre cómo Ecuador es percibido por las personas en el extranjero. Las noticias son terribles y sí, es cierto que ha sido un año duro para el país, pero hay tanta belleza que admirar”, explicó. “Estoy lista para resaltar la belleza de su gente, de los lugares y de su cultura”.

Ser chef, otro de los sueños de Nadia

Preguntarle sobre qué hace en su tiempo libre provocó una nueva carcajada. Además de su preparación para el certamen, Nadia es modelo profesional para importantes marcas internacionales e integrante de la agrupación musical femenina 03G.

“La música es algo que amo y amo estar con estas chicas. Incluso desde antes del Miss Universo Ecuador ya estaba reconectándome con mis raíces ecuatorianas al cantar en español y aprendiendo pasos de baile”, confesó.

Pero otra de sus grandes aficiones -y que está segura que cumplirá algún día- es la cocina y convertirse en chef profesional, inspirándose en los sabores con los que creció en su casa, la comida libanesa y la ecuatoriana.

Publicidad

“Antes de convertirme en modelo, yo iba a ingresar en una escuela culinaria”, reveló. “Y en mi cabeza siempre he querido un restaurante fusión de comida mediterránea y ecuatoriana (...) sé que puedo unir las culturas con las que crecí y crear nuevos sabores”.

Por ahora, su sueño más próximo es ser la nueva Constanza Baéz para Ecuador, recordando a la candidata que consiguió ser una de las finalistas en el Miss Universo 2013.

“Ella estuvo increíble y quiero ser la nueva Constanza, porque pudimos percibir el impacto que tuvo en el concurso, en las personas y quiero tener la oportunidad de hacer lo mismo, solo que en el 2024″.

Otra de las reinas de belleza que la inspiran es Pia Wurtzbach, Miss Universo 2015. “Amo su amor por Dios y cómo lo evidenció en cada proyecto que llevó a cabo. Y aunque a veces en este contexto no quieres ofender a nadie, ella no tuvo reservas en ser auténticamente Pia y realmente admiro eso.

La gringa queen

Sus compañeras de concurso ya le han puesto un sobrenombre: la gringa queen. Y ella está bien con eso. Nadia sabe que en ella habitan las costumbres del país que la vio crecer, Estados Unidos, pero también en sus genes está el tricolor heredado de su padre.

“Puedo esforzarme al máximo por ser la ecuatoriana perfecta, pero jamás lo seré. Y no pasa nada. Para los estadounidenses no soy lo suficientemente ‘americana’ y para los ecuatorianos, no soy lo suficientemente ecuatoriana. Así que solo voy a ser Nadia”.