Shakira escogió la revista Elle para confesarse sobre su rompimiento con Gerard Piqué, el hombre de quien se enamoró locamente tras el Mundial de Sudáfrica 2010. Con el corazón en la mano, la cantante decidió romper el silencio y luego de 4 meses de anunciar su separación ofreció una entrevista en la que calificó su actual conflicto personal como las “horas más difíciles y oscuras”.

Gerard Piqué y su novia Clara Chía fueron vistos regresando a Barcelona de su ‘escapada’ a París

La cantautora latina de 45 años, expuso sus sentimientos ante la dura situación que vive, encontrando refugio en su música, su familia y los amigos colegas en los que confía y le han hecho saber que tiene un apoyo.

En medio de las respuestas que brindó de su mundo actual, la barranquillera dejó claro que ser madre es el rol en el que está concentrada, buscando el futuro seguro para sus hijos Milan y Sasha.

Los días más oscuros de Shakira tras la ruptura con Piqué

Doce años representan para la Shakira un hogar, unos hijos y una vida en la que tuvo que poner su carrera artística en segundo plano para poder ser la mujer de Piqué, dejando los Estados Unidos donde estaba sus proyectos para mudarse a Barcelona y apoyar al amor de su vida.

Publicidad

Sin embargo, se atrevió a responder reconociendo que “se mantuvo en silencio procesando todo”, pero ahora dice cómo se siente en medio de una separación de la que afirma no “es normal”, acosada por la prensa y los paparazzis que la siguen sin dejarle un momento de privacidad con sus hijos.

“Ha sido difícil no solo para mí, sino también para mis hijos. Increíblemente difícil. Tengo paparazzi acampando frente a mi casa, 24/7. Y no hay un lugar donde pueda esconderme de ellos con mis hijos, excepto en mi propia casa. Ya sabes, no podemos dar un paseo por el parque como una familia normal o ir a tomar un helado o hacer cualquier actividad sin que los fotógrafos nos sigan”, afirmó.

El gran amor que siempre le declaró a Piqué, en sus redes, en las entrevistas y cada letra de sus canciones, quedó nuevamente reflejado en sus palabras, dejando tácitamente entrever lo mucho que quiso que la infidelidad de Piqué no fuese cierto.

“A veces siento que todo esto es un mal sueño y que voy a despertarme en algún momento. Pero no, es real. Y lo que también es real es la decepción de ver cómo se ha vulgarizado y abaratado por los medios algo tan sagrado y tan especial como pensé que era la relación que tenía con el padre de mis hijos”, mencionó la cantante al describir lo que descubrió cuando toda la relación se acabó.

Publicidad

El sacrificio por amor a Piqué

Sin miedo a demostrar cuánto ha sido afectada, calificó estos días como “la etapa más oscura de su vida”, afirmando ser una mujer que utiliza la resiliencia como el arma para salir adelante en su lucha actual, al lado de sus hijos, sabiendo que existen muchas mujeres pasando por una situación igual o peor.

Shakira pidió privacidad para vivir este momento por el que está atravesando, contando lo invasivo que ha sido para ella y sus hijos siendo perseguida por los paparazzi.

Pese a la infidelidad de Piqué, Shakira prefiere anteponer la felicidad y bienestar de sus hijos y así lo deja claro, dejando ver que espera llegar pronto a un acuerdo con el futbolista.

“Independientemente de cómo terminaron las cosas o cómo nos sentimos Gerard y yo como exparejas, él es el padre de mis hijos. Tenemos un trabajo que hacer para estos dos niños increíbles, y tengo fe en que descubriremos qué es lo mejor para su futuro, sus propios sueños en la vida y cuál es la solución justa para todos. Y espero y agradecería si nos dieran el espacio para hacerlo en privado”.

Publicidad

Y al recordar que siendo artista, debía presentarse en diferentes escenarios, recordó los sacrificios que hizo, sabiendo que tenía a su lado a un jugador de fútbol que se encontraba en pleno auge de su carrera y que además se convirtió en madre en los primeros años de la relación.

“Entendí que mis viajes y esa existencia nómada tenían que quedarse en un segundo plano, que mi carrera tenía que pasar a un segundo plano (...) Gerard, como futbolista, quería jugar al fútbol y ganar títulos, y yo tenía que apoyarlo. Quiero decir, que uno de los dos tuvo que hacer un sacrificio, ¿no? O dejaba su contrato con el Barcelona y se mudaba a Estados Unidos conmigo, donde está mi carrera, o yo tendría que hacerlo en su lugar”, mencionó la cantante resaltando que hizo grandes cambios en su vida para ser feliz con el padre de sus hijos.

Declarando nuevamente su amor, revivió los pasos que dio cuando le entregó su amor al jugador del Barcelona, sin temor a nada y decidida a iniciar una nueva vida. “Uno de los dos tuvo que hacer ese esfuerzo y ese sacrificio. Y lo hice. Puse mi carrera en segundo plano y me vine a España, a apoyarlo para que pudiera jugar al fútbol y ganar títulos. Y fue un acto de amor”, reconoció sin reparo alguno. (E)

Te recomendamos estas noticias