Para Roxana Vizcaíno, recibir el diagnóstico de que su hijo Sergio debe afrontar la diabetes tipo 1 por el resto de su vida fue un momento muy duro para su familia, en especial porque el pequeño de 10 años es su único vástago. “Nos adentramos a un mundo desconocido, no sabíamos mucho de esta enfermedad autoinmune”, recuerda.

Pero, como dice esta fotógrafa con más de 20 años en esta profesión, el arte puede sanar y hasta aflorar “las grandezas que el alma esconde”. A modo de diario, Roxana empezó a registrar con su cámara las rutinas de su hijo con esta condición. Como, por ejemplo, cuando el niño se mide a sí mismo sus niveles de glucosa. O cuando se inyecta una dosis de insulina con cada comida, y una cuarta inyección basal a las 21:00 que lo protege 24 horas. Así lo hace desde hace ocho años, ya que a los dos fue diagnosticado.

Fue en estos instantes cuando la madre se dio cuenta de que a pesar de esta enfermedad, Sergio seguía siendo un niño feliz, enérgico, optimista, como la mayoría de los niños de su edad. Y con sus experiencias también recogidas por escrito, surgió la idea de armar este libro fotográfico, que es un regalo para Sergio y para todos quienes se han sensibilizado con este trastorno metabólico crónico.

Roxana presentará sus relatos y sus gráficas en el título “Sergio. La diabetes de mi hijo” este lunes 15 de noviembre, en el Estudio Paulsen, a las 19:00. En el evento, ella y su hijo dialogarán con el público, recorrerán una exposición fotográfica con muestras del libro y también lo entregarán de forma gratuita, y quien lo desee puede intercambiarlo por una contribución voluntaria.

Publicidad

Foto: El Universo

“El objetivo del libro es dejarlo a mi hijo como una muestra de que a pesar de cualquier adversidad y tremendos desafíos que nos tocan en la vida, aparte de la diabetes, podemos salir adelante. Mi regalo como madre es que él tenga esa certeza de que aunque la vida le dio esto, no lo va a definir, su grandeza interior no se verá afectada por esta condición”, explica la fotógrafa que también es docente.

“Si bien es cierto que el eje principal del libro es nuestra experiencia con la diabetes, se la recomiendo a muchas personas porque habla de la resiliencia y cómo podemos afrontar estos eventos realmente fuertes”, puntualiza.

Roxana presentará su libro en el Estudio Paulsen, el lunes 15 de noviembre, a las 19:00. Foto: El Universo

“Por eso el libro va dirigido a él, a los niños con diabetes, a los padres que recién están atravesando la primera parte de este diagnóstico, a los profesionales de la salud para que conozcan el punto de vista de una madre, y a los gobiernos”.

El texto se concretó gracias a un auspicio de la IDF, cuenta Vizcaíno, es decir, la Federación Internacional de Diabetes. Ella también es directora ejecutiva voluntaria de la fundación Fuvida Aprendiendo a vivir con Diabetes. (I)

Algunas de las fotos se colorearon con detalles en azul, el color que simboliza la concientización de esta enfermedad. Foto: El Universo