Lejos de la actual controversia provocada por Spencer Elden (el entonces bebé de la legendaria portada) y su demanda por pornografía infantil, el segundo álbum de la aclamada banda originaria de Seattle, Washington sigue resonando en todo el mundo, incluso treinta años después de su lanzamiento en septiembre de 1991.

Con éxitos como In Bloom, Come as You Are y por supuesto Smells Like Teen Spirit, Kurt Cobain (guitarra, voz), Krist Novoselic (bajo, voz) y Dave Grohl (batería, coros), marcaron un antes y un después en la historia de la música contemporánea. Hecho destacado por artistas nacionales como Carlos Bohórquez (Morfeo, Mamá Soy Demente), Víctor Andrade (Niñosaurios), Ricardo Pita y Erick Mujica, quienes recuerdan vívidamente aquellas épocas en las que la música empezaba a trazar un camino que transitan hasta la actualidad.

“Recuerdo estar en una matiné en Monkey’s Team y de repente sonó el riff de Smells Like Teen Spirit. Todos los niños empezaron a bailar con el mismo frenesí del video original. He pasado mi vida entera tratando de emular ese momento de nuevo”, dijo Carlos Bohórquez al recordar el impacto de uno de los temas más icónicos de Nevermind.

Para Víctor Andrade, este trabajo refleja a la perfección aquel concepto de menos es más, puesto que las canciones contrario a ser complejas, destacan por tener acordes sencillos y arreglos poco elaborados. Esto sumado a las letras que despertaban dudas más profundas, abriendo el camino hacia la rebeldía, que según el mismo Víctor, quedaba a libre elección de cada uno.

Mientras cerca de la época estaban los recordados Use Your Illusion I & II de Guns N’ Roses y Dangerous de Michael Jackson, este LP llegaba para dejar en claro que la música no volvería a ser igual. El grunge dejaba atrás la visión anticuada del rock plástico y superproducido, mostrando a todos la importancia de la innovación, sin medir la magnitud de lo que estaba ocurriendo; algo que caracterizaba la esencia nihilista del fallecido vocalista, Kurt Cobain.

Erick Mujica menciona que su acercamiento a Nirvana llega con Polly, aquella canción de melodía suave y sencilla, basada en la historia real de una violación a una menor de edad. Mujica se confesó fan de la banda desde que se inició en la música, a temprana edad.

Erick Mujica.

“En ese tiempo, era un trámite conseguir un disco y eso creaba magia alrededor de la situación. Hacía que te guste más”, dijo Ricardo Pita, quien también afirmó que todas estas canciones representaron una revolución con cuatro acordes. Además de decir que Nirvana vino a cachetear al mundo y no hemos vuelto a tener algo así.

Cantante Ricardo Pita.

Carlos Bohórquez dijo: “Este álbum hizo que pensara que podía cambiar el mundo. Cuando eres chico crees que puedes hacerlo con la música, por eso decides ser músico”. Aún treinta años después, Nevermind sigue estando en la palestra pública, incluso en un país muy alejado al de su origen. Eso es muestra suficiente para probar que logró cambiar el mundo con riffs de guitarra y voces que gritaban su alma en cada verso”. (O)