El empoderamiento femenino es una línea que continúa trazando la cantante Dome, quien atribuye este momento de su vida a la soltería. La artista presenta su cuarto sencillo denominado Mucho Pa’ ti, que alude al amor propio y al valor que toda mujer debe conservar.

Rock & Beer Fest: Una interminable velada de música

“Habla mucho de valorarnos como mujeres de sacar toda esa fuerza interior que tenemos cuando los hombres juegan con ellas o no les dan el valor que se merecen. Básicamente eso es lo que quiero transmitir”, describe.

El tema no tiene un nombre y apellido como su canción anterior Bye bye, sin embargo sí se desprende de esa sensación personal de redescubrimiento. “Esas experiencias te rompen el corazón y yo lo pongo en canciones. Realmente siento que muchas chicas se pueden indentificar. Seguro no soy la única a la que pasa algo similar”, menciona.

Publicidad

Y es que entre las cosas que no admite en una relación sentimental, está el hecho de que no la valoren como lo merece, también advierte que no admite coqueteos o que se escriban con otras chicas. “Se supone que yo soy su persona especial”, dice entrerisas.

Mar Rendón con los grandes; la joven artista, que abrió el concierto de Carlos Vives en Quito y Guayaquil, retribuyó con su música el apoyo que recibió en México

Cuenta que la canción la compuso hace tres meses y que a penas lo llevó al estudio de producción todo fluyó. “En mi cabeza tenía un montón de frases y una de ellas era el que “juega con fuego se puede quemar” yo ya tenía una idea de la canción (...) llegué al estudio y le dije a mi productor que quería sonidos frescos y entonces empezó a armarlo desde cero y realmente empezaron a surgir las palabras, entre todos me aportaron ideas”, expresó.

Dice que su acercamiento con la música urbana fue gracias a su padre, quien también es su manager. “Él hizo que me abriera ese gusto por la música urbana y me empezó a gustar muchísimo cantar este género, me hace sentir super feliz”, afirma.

Publicidad

Aunque cantaba desde los 7 años, fue en el 2020 que se dio cuenta que su sueño era la música. De retorno de Buenos Aires, donde estudió la carrera de actuación, y en medio de la pandemia, encontró en un ukelele no solo un respiro, sino la confirmación de su pasión. Es así como esta ecuatoriana, radicada en Panamá persigue sus objetivos en el arte. (E)