Como si se tratase de dos jugadores de fútbol, un médico y su enfermero se confrontan en una conversación que deja entrever los demonios que a cada uno acecha. Al Estudio Paulsen llega por primera vez una obra escrita por Arístides Vargas denominada La canción de la liebre, dirigida por Sebastián Sánchez Amunátegui y actuada por Alejandro Fajardo, Itzel Cuevas, Pamela Sambrano, Alisson Mieles y Michelle Zamudio.

Arístides Vargas: No creo en un teatro condescendiente con el público

“Es un texto que se escribió hace más de 20 años, pero que lo que me parece muy interesante es que sigue muy vigente, es decir, no se sienten los años”, opina Sánchez sobre la obra que expone como tema el tráfico de órganos infantiles en América Latina.

“Arístides toca temas que nadie toca y lo hace con una elegancia, con una sobriedad...”, apunta.

En una entrevista anterior con este Diario, el dramaturgo calificaba a su obra como oscura y un tanto cruenta, “pero a la vez no exenta de cierta comicidad, o sea, una comicidad un poco degradante”.

Publicidad

Itzel Cuevas en el papel del Enfermero. Foto: Cortesía

En tanto, el director señala que el espectador va a vivir una historia que pone de cara los demonios contra los que todos batallan en algún momento. “Se va a encontrar con la podredumbre humana que todos tenemos dentro y que no queremos ver, pero que cuando la empezamos a sentir es inevitable no verla, pero sí, es mirarse en un espejo, porque el ser humano tiene escondido eso siempre. Es decir, todos batallamos con nuestros propios demonios, pero aquí te los ponen en la cara”.

Pamela Sambrano y Alejandro Fajardo en los ensayos de 'La canción de la liebre'. Foto: Ronald Cedeño. Foto: El Universo

Sánchez considera que la presentación de esta pieza demanda mucha honestidad. “Lo que más nos enseña Arístides es que no hay que ser sórdidos para presentar esta historia, hay que ser directos y honestos. Y no dramatizarlo, es más poderoso mostrar lo que ocurre sin ponerle un filtro dramático, porque ese lo tiene que sentir el espectador, es decir, la reacción es lo que importa, la manera a la que cada quien se enfrenta a esa temática”, refiere el director chileno.

Los personajes

Itzel Cuevas, Alejandro Fajardo y Pamela Sambrano se unen en la obra 'La canción de la liebre' Foto: Cortesía

La interpretación del médico la hace Alejandro Fajardo, él define a su personaje como un hombre solitario, sin más motivaciones en la vida que hacer lo que le toca hacer. “Es un profesional que trabaja en su rama y hace lo que mejor puede en su rama por trabajo. Su relación con ella (esposa) es bastante distante, bastante baja o poco profunda, y en el momento de la historia comienzan los cuestionamientos entre ellos dos como pareja”, menciona el actor.

“Somos una pareja de esposos que dentro de esta historia mantiene una cotidianidad de vida bastante fofa, por decirlo de alguna manera”, añade.

Alejandro Fajardo personifica al médico. Foto: Cortesía

La esposa es personificada por Pamela Sambrano. “Me encanta que este personaje entra en escena en ese momento preciso en el que todos hemos estado, en el que te estás debatiendo entre lo que crees que debes mantener versus lo que estás descubriendo como ser humano y como mujer”, dice.

Pamela Sambrano en el papel de la Esposa. Foto: Cortesía

“Esta mujer ha estado dormida mucho tiempo de su vida (...), ella como toda mujer tiene este olfato, ella sabe que algo está pasando, pero como nos ha sucedido a todos, no lo quiere descubrir y no hace nada por verlo, porque eso le puede dañar el statu quo que tiene dentro de su relación y dentro de su vida”, continúa.

Publicidad

La propuesta escénica

En 'La canción de la liebre' los actores son los encargados de alternar los elementos de escenografía. Foto: El Universo

Sánchez explica que se valió de lo limpio para hablar de lo sucio, de entrada dice que no es una obra complaciente. “Lo que yo busqué es hacer una presentación muy pulcra, todo está en blanco, todo es impoluto, todo es perfecto, todo es hermoso en el escenario... juego con este contraste como la cosa muy limpia, con la suciedad de la que están hablando”, indica.

“Los textos de Arístides tienen una poética muy poderosa. Arístides trabaja mucho con imágenes desde la escritura...”, añade sobre la obra que tiene una duración estimada de una hora.

Pamela Sambrano en lo ensayos de 'La Canción de la liebre'. Foto: El Universo

Uno de los detalles que más destacan los actores del montaje es su forma. “La forma es bastante interesante... la gente va a creer que se va a topar con algo, pero va a ver una cosa completamente diferente que al final sí tiene humor negro, pero resulta crudo”, afirma Sambrano.

“Es una combinación muy bonita entre lo que cuenta Arístides y cómo lo muestra Sebastián (...). Hay ingredientes nuevos que la gente normalmente no ve en teatro”, complementa Fajardo.

Y es que una de las propuestas escénicas es un partido de fútbol que los personajes escuchan por la radio, cuya narración estuvo a cargo del reconocido locutor Walter Ruiz y el actor Marlon Pantaleón.

En 'La canción de la liebre' los actores son los encargados de alternar los elementos de escenografía. Foto: El Universo

“Los actores hacen todo lo que tengan que hacer sobre el escenario, es decir, no tengo un técnico que vaya a prenderles una luz, no tengo un técnico de audio que les vaya a poner un track de música. Todo lo operan ellos, desde el escenario, para dar esta sensación de encierro, están en esta caja que podemos ver desde afuera, y esa caja se autofunciona, es decir, se autoconstruye todo el tiempo”, describe Sánchez.

En 'La canción de la liebre' los actores son los encargados de alternar los elementos de escenografía. Foto: El Universo

Por su parte, Vargas considera que el personaje, el tiempo y el ritmo son fundamentales en la historia. “Es un ritmo muy especial el de la obra, donde todo se va armando como historia, pero a la vez se van desestructurando unos modos de vida. Un sistema de vida. Eso recae mucho en el tiempo de actuación y en el tipo de actuación”, sostiene.

En este sentido, Sánchez cuenta que la primera vez que leyeron el texto surgieron muchas miradas que compartían el mismo dolor que expone el texto. “Siempre en mis procesos como director es que el actor vaya encontrando de qué habla el texto, es decir, creo que un director no tiene que explicarle a un actor de qué va el texto, el director tiene que guiar al actor para que él solito encuentre el discurso que quiera decir”, subraya.

Funciones

La canción de la liebre estará en el Estudio Paulsen durante todo el mes de octubre los días jueves, viernes y sábados, a las 20:00. La entrada tendrá un costo de $ 15.