Miriam Murillo se describe como una mamá descomplicada y sin ataduras. “El teatro mismo me ha dado muchas cosas, me ha abierto mucho la mente”, afirma en un Zoom con este Diario. La actriz descarta ser una de esas madres clásicas. “No soy de esas madres clásicas, a mi hija le he dado libertad desde muy pequeña, siempre aconsejándola (...). Es hija única, si yo me muero y la tengo aferrada a mí, ella no va a saber qué hacer. Entonces, lo mejor es que sea independiente, que experimente”, menciona la progenitora de una joven de 21 años.

Ahora, sobre las tablas, deberá personificar a una mamá muy diferente a ella y que lo menos que quiere es que su hijo de 43 años corte ‘el cordón umbilical´ y haga su propia vida. Este personaje, llamado Victoria, será uno de los protagonistas en la obra teatral Mi madre, mi novia y yo, que se estrenará este viernes, 10 de mayo, en la Sala Principal del Teatro Sánchez Aguilar.

La propuesta escénica reúne a los actores Fabo Doja, como Fernando (hijo), y Frances Swett como Leticia (novia), bajo la dirección artística de Lucho Mueckay.

Publicidad

Frances Fabo Doja y Miriam Murillo son parte de la obra. Foto: Cortesía

Trama de la obra

Su historia se desarrolla en la casa de Victoria, durante una Nochebuena, cuando su hijo Fernando aprovecha para invitar a su novia Leticia y presentársela en persona. Esto no termina siendo la mejor idea, pues Mueckay asegura que este hogar está por convertirse en un ring.

“Los tres guardan secretos que, al paso de la velada, reventarán entre situaciones delirantes y nos dirán si el amor maternal puede llevarse con el amor de pareja. Al llegar la medianoche lo sabremos”, dice su sinopsis.

Sobre el escenario tendrán que coexistir dos personalidades contrarias: Victoria, que fue criada a la antigua, y Leticia, una mujer libre, independiente, feminista y madre soltera. “Son dos visiones diferentes de la feminidad y en medio está este cuarentón, que le ha ocultado a su novia que vive con mamá”, dice Mueckay.

Publicidad

Una mamá posesiva

Murillo cuenta que para construir su personaje se inspiró en su mamá, quien cuenta que aún trata a su hijo (hermano de Murillo) como a un bebé, ya que no hay semana en la que no le tenga hechas sus compras o alguna ‘comidita’. “Ella va a venir a ver la obra, así que seguro va a decir ‘es mi hijo’. Muchas mamás se van a sentir identificadas”.

Confiesa que este personaje lo obtuvo luego de hacer un casting, de hecho es la primera vez que hacía uno para estar en una obra de teatro. “No tenía esperanza de que me elijan a mí”, dice. “Me siento feliz de que me hayan escogido para hacer el personaje”, añade.

Publicidad

Funciones

Mi madre, mi novia y yo se presentarán los viernes y sábados, desde el 10 de mayo hasta el 25 de mayo, a las 20:00. Las entradas se venden a $30, por la página web del Teatro Sánchez Aguilar, boletería o aplicación. (I)