Marcia Torres, secretaria general de una institución educativa en el norte, recibió el descuento de $30 por una prueba rápida de COVID-19 y por una consulta que le hicieron para que retome sus funciones administrativas en la institución luego de la cuarentena de dos meses en Guayaquil por la pandemia.

Ella contó que el pasado 22 de mayo, hace más de un mes, tanto a ella como al personal operativo le hicieron esta prueba y que a quienes salieron positivo les harán otras más que serían descontadas.

Es así como colaboradores de empresas y de entidades en Guayaquil asumen costos de las pruebas para reingresar a la reactivación económica.

Según trabajadores y empresarios que este Diario consultó, los descuentos van desde $5 hasta $60, unos con subsidio y otros con el valor completo, dependiendo de la entidad.

Publicidad

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, explicó que es potestad del empleador adoptar la implementación y cubrir costos de pruebas de COVID-19. “Muchas empresas lo están haciendo para no afectar al trabajador y para asegurarse de que no haya ningún riesgo de infección”, expresó él.

Sin embargo, reconoció también que debido a la situación económica hay casos en que el empleador no asume el costo.

“Muchas empresas han quedado golpeadas con la pandemia. Asumir los costos de las pruebas en algunos casos es complicado debido a que no queda nada de liquidez. En otros países el Gobierno ha dado liquidez a las empresas para que puedan asumir ciertos costos. Ese no es el caso de Ecuador, en el que el sector productivo está saliendo adelante por sí solo. El apoyo entre las partes es la única vía para sacar adelante el país en este escenario adverso”, expresó Arosemena a este Diario.

La empresaria Tamara Hidalgo comentó que la situación es compleja, porque la economía dependerá de los estragos que cause el virus, por lo que es imprescindible hacer las pruebas para reintegrarse seguros a los sectores productivos.

“No podremos volver a una actividad productiva ‘normal’ mientras los casos vayan en aumento y las personas se vean obligadas a retomar las cuarentenas, por lo tanto la prevención para evitar la transmisión se vuelve fundamental, un factor primordial es la detección temprana de nuevos casos con las pruebas rápidas”, contó la empresaria, quien realizó pruebas rápidas desde $5.

La Arcsa indicó que tienen aprobadas, con fecha 17 de junio, 306 tipos de pruebas rápidas en el Ecuador. Estas dan el resultado entre 3 y 20 minutos de espera y son las indicadas para hacerlas antes de la reinserción laboral en las empresas y entidades que operan en el semáforo amarillo.

Publicidad

En su página web se detallan los número de autorización, característica del producto, empresa responsable en Ecuador, tiempo de respuesta y su país de fabricación, como lo es China en su mayoría y le siguen países como Corea del Sur, Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Reino Unido y Alemania.

La entidad agregó que ya son dos compañías que han tenido suspensión temporal del registro sanitario por no cumplir los parámetros, por lo que instó a los ciudadanos a solo realizarse pruebas que tengan todos los permisos para garantizar un resultado confiable y que permita evitar más contagios.

Verónica Jara, administrativa de una empresa de telecomunicaciones, explicó que para reingresar solo les han hecho valoración médica y que las pruebas las realiza cada trabajador por su cuenta, pero no exigen que presenten un certificado de no tener el virus.

Contó que hasta ahora se han reintegrado personal de áreas administrativas, comercial y distribución. Y que esperan que se tome más precaución porque temen focos de contagio en asintomáticos.

Médicos indicaron que tanto empleador como empleado deben ir a la misma línea de cuidados para no volver a cerrar cadenas de producción por un nuevo grupo de infectados.

Pruebas en zonas rurales

El economista Érick López, exgobernador de Santa Elena, indicó que en la Costa se debe dotar de pruebas rápidas a núcleos productivos familiares de las Economías Populares y Solidarias. “Para ellos se vuelve difícil acceder a métodos de prevención para evitar que el contagio continúe. Debe haber dotación de pruebas por parte de gobiernos seccionales y del Ministerio de Salud”, dijo. (I)