En la Feria Internacional del Libro de Guayaquil hubo muchos libros nuevos. Los autores llegaron con sus obras recién publicadas. Entre estas destacó especialmente Levanta como niña: la historia de Neisi Dajomes, escrita por Álvaro Alemán y publicada por el sello ecuatoriano El Fakir. Es una biografía en tono de crónica, sobre la campeona olímpica, la joven amazónica que se convirtió en Tokio en la mujer más fuerte del planeta, gracias a su voluntad de hierro, a su disciplina y a su impecable preparación. El libro cuenta su historia y su camino hacia la gloria, que estuvo lleno de adversidades de todo tipo.

Docente universitario y ensayista, Álvaro Alemán fue, en sus años juveniles, laureado basquetbolista y, según relata,  pasados los cuarenta se interesó por practicar levantamiento de pesas. En un viaje que en 2011 hizo a Shell para entrenamientos en el gimnasio de Walter y José Llerena, los mentores de Neisi, conoció a la medallista olímpica, quien entonces tenía 13 años, pero ya era una promesa de la halterofilia. Fue Neisi, en el gimnasio, quien le enseñó secretos de este deporte. Por ejemplo, cómo debía ubicar los dedos para tomar la barra y no fallar en el intento. Ahí nació la amistad. Álvaro ha permanecido cercano a ella, a su familia y a sus mentores. “La he visto crecer, reír, llorar, jugar, competir, enfurecerse y bailar, la he visto caer en desmayo. Nunca la he visto rendirse”, dice en la obra, de 133 páginas.

Álvaro Alemán y Neisi Dajomes en la presentación del libro 'Levanta como niña' sobre la vida y logros de la medallista olímpica, en la Feria Internacional del Libro de Guayaquil, el viernes 10 de septiembre.

En el libro está la voz del padre de Neisi, de origen colombiano, quien cuenta cómo llegó a Ecuador huyendo de la violencia. Están los relatos de las hermanas y entrenadores. El recuerdo del hermano que se ahogó en el río y por quien la medallista se acercó a las pesas, así como el de su madre, que falleció luego de una grave enfermedad. A ambos los llevó en sus manos y en el corazón el día que triunfó en Tokio.

Levanta como niña: la historia de Neisi Dajomes es una obra  que muestra las mezquindades de cierta dirigencia deportiva del país, la tragedia familiar, la pobreza, lo que obligó incluso a la madre a dejar a sus hijas, durante un tiempo, en un asilo. Para esa época Neisi tenía siete años y sus hermanas Luisa y Paola, nueve y cinco años, respectivamente.  “Verse solas en un lugar desconocido era una sorpresa dolorosa que, con el paso del tiempo, fue formando sus personalidades y las unió de maneras inesperadas”, sostiene Álvaro Alemán.

Publicidad

En estas páginas están, sobre todo, la resiliencia y la determinación de una joven mujer que siempre tuvo sus metas claras. “Yo creo que desde niña era mi sueño llegar a unos juegos olímpicos y obtener una medalla. Chicas, sí se puede. No hay límites, ni roles predeterminados”, dice la pesista en la contraportada. Junto a este comentario,  aparece otro, firmado por la escritora Gabriela Alemán, hermana de Álvaro y editora del libro, quien recuerda que Neisi es la primera mujer ecuatoriana en subir al podio olímpico. “Es un peso enorme, que ella sabrá sostener”, asegura. 

La obra contiene, además, fotografías familiares y de los entrenamientos y competiciones, y una cronología de los logros deportivos de la medallista.  En esta biografía, el lector va de la tristeza y el enojo, a la alegría y a la infinita admiración por la campeona.(O)