Tengo un pequeño problema con mi mamá, ella no me entiende. Estoy a poco de graduarme, y siendo mi último año debería disfrutar el poco tiempo que me queda con mis amigas, pero mi mamá no me lo permite. Rara vez salgo con alguien, porque misteriosamente se le ocurre que ese mismo día ella quiere salir conmigo. O me contesta ‘porque no quiero’. Tiene más de 50 años, debe entender que no soy la niñita que era antes, que necesito algo más de independencia, que no por querer salir voy a dejarla olvidada, porque ella es mi todo. Trato de enfocarme en ayudar en mi casa, porque mis abuelitos están enfermos (mi padre nos dejó). Ella no se da cuenta de que hiere mis sentimientos, y no sé cómo demostrarle que la amo más que con calificaciones, las cuales antes eran muy bajas, pero he logrado superarme. Quisiera que ella comprenda lo que siento.

La incomprendida,

Guayaquil

Publicidad

Querida señorita. Agradezco por escribirnos y realizar esta consulta. Es necesario que tenga una conversación con su mamá, expresando lo que su corazón siente con relación a la actitud de sobreprotección que ejerce ella con usted.

Demuéstrele con amor su respeto y admiración en todo sentido, conozca a través de este diálogo las reglas que ella tiene como objetivos educativos, que desea alcanzar con usted y lleguen a un acuerdo para cumplirlas.

Es posible que su mamá se sienta con una enorme carga emocional y una gran responsabilidad para educarla a usted sola. Esta puede ser la razón por la que no quiere que salga a reuniones con sus amigas.

Siga haciendo la parte que a usted como hija le corresponde, siendo responsable con sus estudios, obediente a las reglas establecidas, y con respecto a las salidas con sus amigas, comprométase a llegar a la hora indicada, es decir, haga la parte que a usted le corresponde, esto ayudará a afianzar los lazos de amor y confianza que deben existir entre madre e hija.

Publicidad

Las demostraciones de amor se evidencian no solo en palabras sino también en acciones. Estoy segura de que le va a ir muy bien en su cita con su mamá. Es necesario hablar de corazón a corazón. Y si necesitan un mediador, busquen la ayuda de un profesional especializado en el tema.

Mg. Toyi Espín de Jácome,

psicóloga y terapeuta familiar.

Teléfono: 099-402-1070.