Ante la situación de la pandemia y el proceso de vacunación surgen dudas sobre las personas que deben o no vacunarse. Actualmente, Ecuador cuenta con 465.029 confirmados con prueba PCR. La pregunta que muchos se hacen luego de superar la enfermedad es ¿cuándo se puede recibir la vacuna?

Sobre el tema, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dictaminan: “Si recibió un tratamiento para el COVID-19 con anticuerpos monoclonales o plasma de convaleciente, debe esperar 90 días para vacunarse contra el COVID-19”.

¿Qué pasa con las mujeres embarazadas?

En una entrevista para Marie Claire, el doctor Antonio Requena, especialista en ginecología, obstetricia y reproducción asistida, respondió a las principales inquietudes en torno a este tema.

No hay riesgo de que la vacuna por sí misma conlleve un efecto negativo sobre el embrión. Por otro lado, cabe añadir que hasta ahora no hay ningún dato publicado sobre un efecto teratogénico del virus en pacientes contagiadas de COVID-19 durante el primer trimestre de embarazo”, explica Requena.

Un estudio de The American Journal of Obstetrics and Gynecology demostró cómo mujeres que fueron vacunadas en el último trimestre de gestación han compartido anticuerpos con sus bebés en el periodo intrauterino, de forma que al nacer el niño se ha detectado que tiene anticuerpos contra el virus.

El Gobierno nacional ha implementado la vacunación a mujeres embarazadas mayores de 35 años o con comorbilidades, según el listado de condiciones graves o enfermedades crónicas, a partir de las 12 semanas de gestación; y las embarazadas sin riesgo, a partir de las 20 semanas.

El Ministerio de Salud Pública indica que la evidencia disponible revela que las mujeres gestantes con COVID-19 tienen mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave en comparación con las no embarazadas. (I)