La diabetes es una enfermedad crónica (no tiene cura) y metabólica que afecta la manera en la que el cuerpo convierte los alimentos en energía.

Esto ocurre cuando el cuerpo, a través del páncreas y la insulina, descompone los alimentos, los convierte en azúcar, para luego llevarla a las células y que estas a su vez sean liberadas por el torrente sanguíneo y así dar energía, reseñan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Cuando alguien tiene diabetes, su organismo pierde la capacidad de producir la suficiente insulina, por lo que las células dejan de responder y queda mucha azúcar en el torrente sanguíneo, causando problemas graves de salud como enfermedades cardíacas, renales o pérdida de la vista.

Publicidad

La diabetes se establece cuando la glucosa en ayunas se encuentra de forma constante sobre 126 miligramos por decilitro. El rango medio, entre 100 y 126 mg/dl, se conoce como prediabetes. El número clave al que hay que vigilar está dentro del rango de 110. Foto: Shutterstock

¿Cuál es el mejor horario para medir la glucosa en la sangre?

Cuando una persona es diagnosticada con diabetes, deberá llevar un control de sus niveles de azúcar a través de buenos hábitos de vida así como de una revisión cada cierto tiempo de sus niveles. De acuerdo a lo que recomiende el médico, hay algunos casos que ameritan hacerlo frecuentemente y otros con menor insistencia.

Cuáles son los síntomas cuando se sube el azúcar a 300 en la sangre de un diabético y qué es lo que debes hacer

Comúnmente, los pacientes con diabetes se miden la glucosa en la sangre antes de cada comida y al momento de ir a dormir, señala Medline Plus.

Hay médicos que pueden indicar a la persona que se revise el azúcar en la sangre dos horas después de una comida o a media noche. Todo dependerá de cada situación.

Publicidad

El azúcar en la sangre también se puede revisar con el glucómetro cuando la persona come afuera o ingiere alimentos que no pertenecen a su dieta regular, también si se siente enferma e incluso antes o después de hacer ejercicio.

Si ha pasado por situaciones de mucho estrés, si está tomando un nuevo tratamiento o se excedió en la ingesta de un medicamento por equivocación.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias