Fatiga crónica, déficit de sueño y más riesgo de accidentes, cáncer, obesidad o depresión son algunas de las consecuencias de trabajar durante las horas de la noche.

Aunque alrededor del mundo no hay demasiadas cifras sobre la cantidad de gente que trabaja de noche, un estudio de la Universidad de Princeton señala que entre el 7 % y el 15 % de la población activa de los países industrializados labora durante las horas nocturnas.

¿Qué consecuencias tiene para la salud trabajar de noche?

Según My Healthline, puesto que la exposición a la luz suprime la secreción de melatonina, los trabajadores nocturnos acumulan déficit de sueño y pueden llegar a padecer fatiga crónica. Además, la falta de luz implica un déficit de la vitamina D.

En 2007, la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que el trabajo por turnos era una probable causa de cáncer. Según sus estudios, las posibilidades de desarrollar un tumor aumentaban trabajando en esta jornada.

Asimismo, se incrementa el riesgo de epilepsia en personas con predisposición a esta enfermedad que trabajan de noche. Aquellos que padecen diabetes tienen más dificultades para controlar sus niveles de azúcar en sangre.

Según declaraciones del profesor Rusell Foster a la BBC, anular o invertir el reloj biológico propicia que se active el estrés, aumentando el estado de alerta y la tensión arterial. A corto plazo, las consecuencias de trabajar de noche no son tan graves, pero sí desagradables.

Consejos que te ayudarán a dormir

  • Fijarte horas para dormir y despertar. Asimismo es importante acostarse en cuanto se llegue de trabajar.
  • El tiempo destinado al descanso debe cumplir, como mínimo, 7 horas de sueño ininterrumpidas. El hecho de que tu horario sea diferente al convencional no debe repercutir en dormir menos horas de las necesarias.
  • Recrear un ambiente nocturno con oscuridad y silencio. Para evitar ruidos externos se puede usar unos tapones para los oídos. En el caso de no poder evitar que la luz entre a la habitación se puede usar un antifaz.
  • Los aparatos eléctricos como teléfonos, despertadores, electrodomésticos deberán estar desconectados hasta la hora fijada para levantarse. (I)