El osteosarcoma es un tipo de cáncer al hueso que afecta a los niños, quienes durante el tratamiento suelen perder alguna extremidad (generalmente la pierna), ya que la amputación es la medida más empleada para combatir ese mal. Sin embargo, la Clínica Universidad de Navarra (España) tiene un innovador procedimiento con base en la tecnología que permite salvar el miembro en la mayoría de los casos. Además, tal entidad ha logrado avances importantes en el tratamiento de la leucemia, entre otros tipos de cáncer.

Clínica Universidad de Navarra (Pamplona, España). Foto: cortesía. Foto: El Universo

Ese hospital generalista ofrece diversas especialidades, pero tiene un especial prestigio en España y Europa debido a sus tratamientos oncológicos. Además, es el único hospital privado autorizado en España para realizar trasplantes de corazón. También trabajan en trasplantes de hígado y riñón, entre otros.

Por ello resulta una buena noticia conocer que ese centro médico, que nació hace 60 años en Pamplona y que hace tres años abrió una sede en Madrid, cuenta con convenios con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol) para atender a pacientes ecuatorianos a través de la ayuda económica estatal.

Clínica Universidad de Navarra (Pamplona, España). Foto: cortesía. Foto: El Universo

Esa relación provocó que la semana anterior llegara a Quito y Guayaquil una delegación de esa institución española, compuesta por Alonso Gil-Casares, miembro del Departamento Internacional, y el Dr. Mikel San Julián, del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

Publicidad

Clínica Universidad de Navarra (Pamplona, España). Foto: cortesía. Foto: El Universo

Gil-Casares explica que esta visita apuntó a profundizar los acuerdos con las entidades públicas del Ecuador y a buscar extenderlos hacia el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa). “La clínica está encantada de trabajar con los pacientes del Ecuador. Son gente ejemplar, muy agradecidos, y muestran una tasa de supervivencia muy alta. Deseamos seguir teniéndolos entre nosotros”, menciona durante una entrevista con este diario, durante su paso por Guayaquil.

Esta relación con nuestro país, que tiene aproximadamente doce años, ha provocado que una treintena de pacientes nacionales viaje anualmente a Pamplona para atenderse con el apoyo económico de los organismos estatales. “Son personas de diversos estratos sociales, ya que se observan muchos pacientes de escasos recursos económicos y de sectores rurales, incluso de la Amazonía”.

Alonso Gil-Casares (izq.), miembro del departamento internacional de la Clínica Universidad de Navarra (Pamplona, España), y Dr. Camilo Chiquito, representante en Guayaquil de esa entidad. Foto: Moisés Pinchevsky. Foto: El Universo

Los casos que buscan solución en España son aquellos que no encontraron un tratamiento de vanguardia dentro de Ecuador, por lo cual son derivados a esa entidad, que cuenta con el recurso humano y tecnológico necesario para darles la mejor atención posible y, sobre todo, esperanza. Por ejemplo, en la sede de Madrid cuentan con un acelerador de protones, máquina empleada para la protónterapia en el tratamiento de niños con cáncer en el cerebro, ya que la radiación de protones no hace daño al tejido fuera del tumor. “La radiación convencional ataca al tumor, pero también al tejido sano. Deja secuelas. Pero la protónterapia no deja secuelas”, explica el Dr. Camilo Chiquito, representante de la Clínica en Guayaquil, quien ha sido un aliado desde sus primeras incursiones en esta ciudad. “Ya hay tres niñas ecuatorianas que han pasado por esa máquina”.

Clínica Universidad de Navarra (Pamplona, España). Foto: cortesía. Foto: El Universo

Los pacientes encuentran asistencia social desde que aterrizan en la ciudad de Pamplona, donde se los acompaña para que obtengan hospedaje con las tarifas más convenientes y se los ayuda a insertarse en la comunidad, donde hay unos 9.000 ecuatorianos como residentes. Los pacientes reciben la asistencia directa de un ecuatoriano (Wiston Erazo Camacho) que trabaja para la clínica y tiene doce años residiendo allá. También poseen fundaciones que los ayudan con ropa, si resulta necesario. E incluso el menú del hospital está adaptado para recibirlos, ya que pueden servir platillos típicos ecuatorianos, como el arroz con pollo o patacones. “Son detalles que ayudan a que la permanencia en Pamplona sea más placentera”, dice Gil-Casares.

Dr. Mikel San Julián, del departamento de cirugía ortopédica y traumatología de la Clínica Universidad de Navarra (Pamplona, España). Foto: cortesía. Foto: El Universo

El Dr. Mikel San Julián es uno de los especialistas a cargo de esos casos, especialmente aquellos relacionados con el sarcoma en los huesos, por lo cual aprovechó su visita para dictar charlas sobre ese tratamiento entre los médicos ecuatorianos del sector público. “Hemos estado unos días por Ecuador, compartiendo nuestra experiencia con los especialistas. Esto puede reforzar nuestra relación con este querido país, donde contamos con queridos amigos. Y quiero aprovechar para extender un saludo a todos los pacientes ecuatorianos que han viajado a Pamplona para tratarse esa enfermedad y conservar su extremidad”.

Clínica Universidad de Navarra (Pamplona, España). Foto: cortesía. Foto: El Universo

Otra de las ventajas de los tratamientos en Pamplona son los precios, ya que, por ejemplo, las prótesis óseas (de rodilla o cadera) o cardiacas (como válvulas) son mucho más económicas en la Unión Europea que en Ecuador, señala Alonso.

Publicidad

En un futuro cercano, la Clínica Universitaria de Navarra brindará pasantías y capacitaciones en España para que los médicos especialistas ecuatorianos puedan aprender tales técnicas y así las apliquen en nuestro país.

Inicios de este servicio

En el 2010, el doctor Camilo Chiquito comenzó a gestionar los viajes de niños ecuatorianos enfermos de cáncer a España para que sean atendidos en la Clínica Universidad de Navarra, con el apoyo económico de la Teletón de Guayaquil. Poco después lo llamaron del Gobierno central para cumplir la misma función a nivel nacional, aprovechando que las tarifas de ese centro hospitalario siempre han sido mucho menores que las cobradas por instituciones similares de EE. UU.

Solidaridad y vanguardia

La Clínica Universidad de Navarra es una entidad sin fines de lucro, por ello sus tarifas son bajas. Además, sus ingresos son invertidos inmediatamente en tecnología, equipamiento e investigación para desarrollar tratamientos en sus diversos departamentos. Los niños pacientes suelen permanecer en España entre seis meses y un año, junto con uno de sus padres. También atienden a adultos.

Si el paciente llega por el MSP, un comité deberá aprobar el caso para que reciba la atención en España.

Informes en Ecuador: Dr. Camilo Chiquito, 099-449-2323, dr_camilochiquito@hotmail.com (Guayaquil). Dr. Pablo López, 099-977-1464 (Quito). Las aseguradoras privadas son también una vía para disfrutar de esa atención.