La osteoporosis es el resultado de una pérdida de masa ósea (medida como densidad ósea) que provoca que los huesos se debiliten y se rompan fácilmente, según una publicación del Colegio Americano de Reumatología.

En el artículo se menciona además que desde los 35 años la mayoría de las personas comienzan a perder lentamente más masa ósea de la que se puede reemplazar y, por ello, los huesos se vuelven más delgados y más débiles en estructura. Mientras que en las mujeres este proceso se acelera durante la menopausia, en los hombres la pérdida ósea generalmente es más problemática alrededor de los 70 años de edad.

El sitio web Womens Health señala que la osteoporosis se trata de una enfermedad “silenciosa”. La persona puede sufrir pérdida ósea por años sin tener síntomas, hasta que se rompe un hueso o comienza a volverse más difícil realizar tareas diarias, como por ejemplo, caminar.

¿Cuándo empezar a cuidarse de la osteoporosis?

En ese portal web se mencionan además las razones por las que las mujeres son más propensas a padecer osteoporosis. Estas son:

  • Las mujeres suelen tener huesos más pequeños, delgados y menos densos que los hombres.
  • Las mujeres suelen vivir más que los hombres. La pérdida ósea ocurre naturalmente a medida que envejecemos.
  • Además, las mujeres pierden más masa ósea después de la menopausia, con niveles muy bajos de la hormona estrógeno. Los niveles de estrógeno más elevados antes de la menopausia ayudan a proteger la densidad ósea.

Síntomas de la osteoporosis

La Clínica Mayo explica que en las etapas iniciales de la disminución de la masa ósea, es decir, cuando empieza a desarrollarse la osteoporosis, no se presentan síntomas. Pero una vez que la enfermedad debilita los huesos, podría haber signos y síntomas que incluyen los siguientes:

  • Dolor de espalda, provocado por una vértebra fracturada o aplastada.
  • Pérdida de estatura con el tiempo.
  • Una postura encorvada.
  • Un hueso que se rompe mucho más fácilmente de lo esperado.

En cuanto al momento en el que se debe visitar al médico, la Clínica Mayo menciona que lo más conveniente es hacerlo si la persona tuvo menopausia temprana o si tomó corticoesteroides durante varios meses seguidos, también si cualquiera de los padres del paciente sufrió una fractura de cadera.

‘Es un avance enorme’: Un tratamiento para osteoporosis que reduce las fracturas

Causas de la osteoporosis

La razones por las que la osteoporosis se manifiesta son diversas y distintas en cada persona. La Clínica Mayo indica que, en general, los huesos se encuentran en un estado constante de renovación: se desarrollan huesos nuevos y se descomponen los huesos viejos. Después de los 20 años, este proceso se ralentiza y la mayoría de las personas alcanzan su masa ósea máxima a la edad de 30. A medida que las personas envejecen, la masa ósea se pierde más rápido de lo que se crea.

A eso se agrega que las probabilidades de desarrollar osteoporosis dependerán en parte de cuánta masa ósea desarrolló la persona durante su juventud. La masa ósea máxima es en parte hereditaria y también varía según el grupo étnico. Cuanto mayor sea la densidad ósea máxima que se adquiera, con más tejido óseo se contará “en la reserva” y menor será la probabilidad de padecer osteoporosis en la vejez.

Otros efectos de la osteoporosis

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

Según Womens Health, hay cinco recomendaciones que pueden ser tomadas en cuenta si se busca prevenir esta enfermedad. Estas son las siguientes:

  • Incorpora suficiente calcio y vitamina D a tu dieta diaria.
  • Ponte en movimiento. Realiza actividades físicas que involucren carga de peso, como correr o bailar, para formar y fortalecer tus huesos.
  • No fumes. El tabaquismo aumenta tu riesgo de quebraduras de huesos.
  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación (para las mujeres, es una bebida al día como máximo). El consumo excesivo de alcohol puede dañar tus huesos. Además, beber demasiado de una sola vez o mezclarlo con ciertos medicamentos puede afectar tu equilibrio y provocarte caídas.
  • Habla con tu médico para que te realice una valoración e indique si necesitas medicamentos para prevenir la pérdida ósea. (I)