Ve a tu habitación y mira tu cama. ¿Cuántas almohadas tienes? Ahora piensa desde cuándo están ahí. Si es mucho tiempo, debes saber que en cuestiones de higiene no basta con cambiar el forro que las cubre y si pensaste que lavar tu almohada no era algo importante, pues ahora será algo que debes hacer más seguido.

Cuándo renovar la ropa de cama para evitar enfermedades

Las almohadas no solo acumulan polvo, manchas y sudor, sino que también es un nido para bacterias, hongos y ácaros; estos organismos pueden estar luego de un periodo extenso de tiempo y eso es perjudicial para tu salud; los ácaros se alimentan de las células muertas de la piel. Por tanto, la única manera de atenuar a estos bichos es lavar las cubiertas por lo menos cada dos semanas para evitar alergias e, incluso, afecciones en el sistema inmunológico.

Ante esta problemática, te indicaremos cómo determinar el momento exacto en el que debes sacarlas del cuarto o en su defecto, cómo limpiarlas.

Pexels

En temas de limpieza, la forma de hacerlo importa, puesto que no todas las almohadas requieren la misma modalidad de lavado; algunas deben hacerse a mano y otras sí pueden ser metidas en la lavadora. Como existen varios tipos de almohadas: naturales, sintéticas, látex, de plumas, viscoelásticas, cada uno tiene sus recomendaciones específicas. Realiza el lavado con agua fría y evita el lavado en seco.

A través de Tik Tok, médico alerta sobre los motivos para cambiar de almohadas al menos cada dos años

Las almohadas se deberían cambiar cada dos años.

Para poder lavarlas, inicialmente debes revisar las instrucciones de la etiqueta puesto que puede tener alguna información sobre el proceso más adecuado para la almohada (ya sea de temperatura o el uso de productos idóneos). Además, según indicaciones de expertos, el tiempo para hacerlo es de dos a tres veces al año, cada tres a seis meses, para evitar enfermedades.

Invierta en un colchón, almohadas y sábanas de buena calidad. Foto: Shutterstock

Claramente después de un periodo de tiempo lo más sensato es deshacerse de las almohadas. La pregunta sería ¿Cuándo?. El vicepresidente ejecutivo de Molly Maid en Arkansas (empresa de limpieza), Michael Silva-Nash, propone doblar la almohada por la mitad, si la almohada no recupera su forma inicial, es momento de tirarlas. De igual forma desecharlas cuando se localiza algún olor a moho.

Ahora que sabes esto, estás listo para ordenar tu habitación. (I)