La primera oportunidad laboral es un gran paso en la vida profesional, ya que te permite trazar un camino de experiencias para estructurar un plan para tu carrera u oficio a futuro. Sin embargo, a veces conseguir ese primer empleo puede ser una tarea difícil, especialmente en áreas con menos disponibilidad.

Tan importante es el primer empleo que llega a definir toda tu jornada profesional, ya sea porque en él descubres las verdaderas actividades que te agradan o incluso te das cuenta si esa es la especialidad con las que deseas continuar.

De acuerdo con los datos más recientes recopilados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) los jóvenes son uno de los grupos más afectados por la pandemia de coronavirus en el campo laboral.

El organismo señala que la tasa promedio de desocupación de los jóvenes entre 15 y 24 habría llegado a 23,8% en el primer trimestre de 2021, el nivel más alto registrado desde que este promedio comenzó a ser elaborado en el 2006. Aquello representa un aumento de más de 3 puntos porcentuales en comparación con el nivel de antes de la pandemia.

Publicidad

A continuación, te contamos cómo podrías organizarte para conseguir tu primera oportunidad profesional.

Explora el mercado laboral

Empresas demandan perfiles profesionales mucho más complejos y con capacidades digitales esenciales específicas. Foto: Wavebreak Media LTD

Antes de iniciar un proceso de búsqueda de empleo se debe conocer qué están buscando las empresas en la actualidad, qué tipo de trabajos tienen mayor demanda y qué tipo de habilidades y competencias son necesarias para esos puestos.

Parte de este proceso también es investigar el tipo de empresas a las que se quisiera ingresar. Para ello es útil investigar los valores, la misión, la industria, el tamaño, la compensación y los beneficios de la empresa para asegurarse de que estén ligados a las necesidades profesionales.

Autoevalúate

Foto: Shutterstock

Tras conocer el panorama laboral, se recomienda detenerse un momento y analizar los recursos con los que se dispone. Por una parte, está la formación académica, pero también se debe analizar las habilidades y aptitudes y cuáles de ellas se necesitan mejorar o desarrollar.

Especialistas de Adecco recomiendan anotar todo lo que se identifique en esta autoevaluación ya que será información útil para desarrollar el CV y la carta de presentación para los procesos de aplicación.

Un buen ejercicio para ello es hacerse preguntas del tipo: ¿dónde quiero llegar?, ¿cuáles son mis habilidades y competencias? ¿qué empresas son las que estarían interesadas en mí?, ¿con quién debo contactar para conseguir una entrevista?

Publicidad

Crea un CV basado en competencias

Foto: ARCHIVO

Al no tener experiencia formal previa, surge la duda de ¿cómo demuestro mi experiencia si no he tenido un trabajo? Ante esta inquietud se recomienda destacar los logros académicos obtenidos, habilidades y competencias blandas que son transversales para una serie de trabajos, como trabajo en equipo, competencias digitales, inteligencia emocional, habilidad para resolver conflictos, empatía, entre otros, que en la actualidad han cobrado mayor importancia.

Currículum estético y ordenado

Con las herramientas digitales y tecnología, se pueden digitalizar y hacer mucho más atractivas las hojas de vida con formatos más creativos, dinámicos e interactivos como videos de presentación, portafolios gráficos de trabajo, y más.

Entre ellas está Canva, Linkedin Labs, Online CV Generator, Comoto y Live Career o Visual CV.

Demuestra a las empresas tu interés por ser parte de ellas

Algunas entrevistas se realizan a través de Meet o Zoom.

No te limites a entregar el currículum y esperar. Haz un seguimiento del estado de tu candidatura ya que es una manera eficaz de mostrar a la empresa que te interesa trabajar para ella. De esta forma aumentarás significativamente tus posibilidades de éxito.

En la entrevista se pueden hacer preguntas como: hacia dónde va la empresa y qué perspectivas de futuro tiene. Es clave tratar de adaptar tus habilidades a ese discurso, ya que puede marcar la diferencia a la hora de escoger a un candidato u otro.

Insiste. No te dejes vencer a la primera. Ante un no, no te desanimes. Aprovecha la ocasión de aprender de la situación para que no vuelva a repetirse. Así, en tus próximos encuentros podrás seguir transmitiendo tus ganas de iniciar a laborar. (F)