Edward Niño Hernández tiene 35 años, y vive en Bogotá, Colombia, ciudad donde nació un 10 de mayo de 1986. Cada vez que visita un lugar, se convierte en el centro de miradas; su particular condición evita que pase desapercibido.

Su estatura de 72,10 centímetros hizo que Guinness World Records, en mayo del 2020, lo reconociera como el hombre vivo más pequeño del mundo con movilidad.

Según contó la madre de Edward, Nohemí Hernández, en una entrevista con Diario El Tiempo de Colombia, él nació con 38 centímetros de estatura. Un par de años después, llegó a la familia otro hijo, con una altura de 52 cm. “Siendo recién nacido era más alto que Edward, quien quedaba perdido al lado del hermano”, comentó.

En un artículo publicado en el portal digital del libro Guinness de los récords, se relata que Edward se dio cuenta de que no estaba creciendo como sus amigos cuando llegó a la edad de 4 años. Aunque sus padres buscaron ayuda médica, pasarían casi 20 años antes de que el diagnóstico de hipotiroidismo severo finalmente confirmara por qué su crecimiento natural se vio afectado.

Publicidad

Primeros años escolares

Nohemí Hernández recordó las complicaciones que pasó Edward en su etapa escolar: “No lo recibían por ser chiquis. Me tocó, prácticamente, ser su profesora”, dijo a El Tiempo.

Con insistencia, su familia logró que lo recibieran en una institución educativa. Hizo la primaria en un colegio cercano a su casa, en la localidad de Bosa, sur de Bogotá. Debía asistir el bachillerato en el colegio Atanasio Girardot, ubicado en la localidad de Antonio Nariño, que se encontraba aproximadamente a 40 minutos de su hogar, por lo que era necesario seguir una ruta.

Los riesgos para Edward siempre estuvieron presentes, y la rectora del Atanasio Girardot les sugirió sacarlo de la institución.

“Hubo profesores que estaban pendientes de él, pero todos los días eran de preocupación: que lo hicieran caer, le pegaran… En Colombia no hay lugares para personas como Edward y por eso sólo pudo hacer hasta séptimo grado”, dijo Nohemí Hernández.

Edward ha tenido complicaciones al buscar trabajo. De acuerdo al diario colombiano, Niño Hernández gana dinero con presentaciones para las que lo contratan y con participaciones en circos; en Ecuador, en el 2017, trabajó en uno durante 4 meses.

“No hay proyección de empleo, apoyo, no hay prioridad, ni un lugar para ejercer trabajos y aportar. Son mínimas las oportunidades, por ejemplo, trabajar en un circo para poder sobrevivir, y no me parece justo”, indicó Nohemí.

Publicidad

Nohemí describe a Edward como un hombre tierno, tranquilo, sereno, que transmite paz. Sus comidas favoritas son la bandeja paisa y la pasta. Le gusta dibujar y viajar (ha estado en Ecuador y en Argentina). Es hincha de Atlético Nacional y no le gusta que lo interrumpan cuando juega su equipo.

Edward ha padecido varios problemas de salud: miopía, cataratas, muchos dolores en sus rodillas y piernas, sobre todo en la derecha, cálculos y debe tomar una medicina de por vida: tiroxina, para la tiroides. También ha estado en tratamiento psicológico, pues se ha sentido frustrado y solo.

Récord Guinness

De acuerdo a la información oficial de los Récord Guinness, Edward se convirtió, por primera vez en el hombre vivo más pequeño del mundo con movilidad, el 13 de abril de 2010. Meses después, el 14 de octubre de 2010, Khagendra Thapa Magar, de Nepal, le quitó el título, con una altura de 67,08 centímetros. Después, el récord pasó a manos de Chandra Bahadur Dangi, también de Nepal y con 54,6 centímetros.

Tras el fallecimiento de Dangi y Magar, el récord pasó a ser nuevamente de Edward, en mayo del 2020. Verificaron con el médico de cabecera de Guinness World Records su estatura para certificarlo y entregarle un diploma.

Con el reconocimiento, se le han abierto puertas y oportunidades para que lo llamen a trabajar. (I)