El Municipio de Cuenca y el consorcio francés ACTN firmaron este martes el contrato para terminar la construcción del tranvía en un plazo de diez meses. Sin embargo no se especificó cuándo se retomarán los frentes de trabajo, debido a que está pendiente la protocolización del contrato ante un notario y la posterior entregar el anticipo económico.

Santiago López, coordinador de empresas municipales, indicó que otro tema pendiente es el desembolso económico del Gobierno Nacional que hasta hoy no se ha entregado. Desde la administración anterior se comprometió en costear el 80% del costo total de la obra, que será de $ 272 millones.

En tanto que el Cabildo entregará $48'132.448 a ACTN para las obras.

La firma se cumplió esta tarde en el Seminario menor San Luis y tuvo como testigo de honor a la vicepresidenta de la República encargada, María Alejandra Vicuña, quien -sin dar detalles de cómo serán los desembolsos- aseguró que "no podemos esperar más tiempo", por lo que comprometió el apoyo del Gobierno de Lenín Moreno.

De manera simbólica se entregó a los frentistas una copia del cronograma de trabajo, para que estén vigilantes de que se cumplan los tiempos.

Una vez que se reinicien las obras se definió como frentes prioritarios de trabajo en el sector de Milchichig, el redondel de la Chola Cuencana y la Avenida España, así como las calles Mariscal Lamar, Mariano Cueva y Gaspar Sangurima, en el sector conocido como 9 de Octubre.

El alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, estima que el tranvía estará circulando a finales de 2018. (I)