Isidro Romero Carbo (Riobamba, 1942) es un empresario, con un fugaz paso por la política: en 1996 fue diputado por el Partido Social Cristiano. Sin embargo, su nombre es más conocido por su actividad como presidente del Barcelona (BSC), que en 1990, bajo su dirigencia, llegó a la final de la Copa Libertadores. En temporadas se ha radicado en España por negocios; pero volvió y ahora es candidato a la Presidencia por Avanza, partido de Ramiro González, sentenciado por corrupción y prófugo. Se autodefine como de derecha y empresario.

¿Se siente mejor como empresario, candidato o dirigente deportivo?
Como empresario siempre me he sentido contento y feliz, porque debe ser terrible trabajar en algo que no le guste a uno.

¿Siempre en lo que le gusta?
Toda mi vida. Nunca fui empleado, siempre fui emprendedor. El fútbol me dio la mayor alegría de mi vida, con mis jugadores, mis negritos, mis muchachos, la afición… Fueron años fantásticos. Como político me ha costado. Yo trabajaba 10 o 12 horas, pero en la política se trabaja más, porque el grupo de asesores hace una agenda en la que no puedes ni respirar.

¿Trabaja desde muy temprano?
Me levanto a las 06:00, algo que nunca hice en mi vida; siempre me levanté a las 08:00. En tres días recorrí toda Esmeraldas… Pero voy contento, porque estoy conociendo mi país.

Publicidad

Ahora pretende ser empleado.
Pues sí, seré empleado del pueblo. Si no lo logro, al menos tuve la intención y me iré a dormir toda la noche. Yo nunca me amargaría; jamás me amargué por las derrotas en el fútbol.

¿En realidad, cree que la hinchada del BSC, la más numerosa del país, le dará el voto?
El Ecuador me dará el voto. ¿Qué alternativa tienen los barcelonistas ?: ¿Lasso?, ¡qué coño, si no sabe lo que es una pelota! ¿Yaku? Anda en bicicleta y no sabe lo que es el fútbol. Y Arauz es igual. El que transformó el fútbol de este país, hizo el mejor estadio de América, incrementó el nivel de vida de los jugadores fui yo. La gente sabe que Isidro Romero puede transformar el Ecuador entero.

¿No sobredimensiona el efecto del fútbol en la política?
Le doy firmado que los aficionados de Barcelona votarán por mí. Si (Nassib) Neme (presidente de Emelec, histórico rival de BSC) fuera candidato, los emelecistas votarían por él; pero como no está, votarán por mí.
La Sur Oscura, barra brava del BSC, se identifica más con íconos de izquierda: el Che Guevara, la revolución.

¿Cree que votarán por alguien de derecha?
¡Qué Che Guevara ni qué nada! Uno de la izquierda dice que el desarrollo económico debe basarse en el inca, el agua, el sol y el medioambiente. Aquí, nosotros tenemos ocho ejes; no es el agua ni el sol. ¿Comprendes?

¿Cómo pretende recuperar la economía en 2021?
Hay 1,8 millones de desempleados, de los cuales 1,2 millones están tirados en la calle, tratando de ganarse la vida. Para la reactivación, la agricultura será el motor económico de este país. Cada 200.000 hectáreas que activemos significarían un millón de puestos de trabajo. Si 400.000 hectáreas tienen acceso a riego equivaldría hasta a dos millones de nuevas plazas. En los cuatro años de Gobierno, solo en la agricultura terminaríamos con 3 millones de puestos de trabajo.

¿Cómo prevé manejar la relación con el FMI y la idea de racionalizar los subsidios?
Al FMI lo respeto como institución, pero el habernos endeudado en $ 17 mil millones... Si al menos hubieran sido para reactivar la economía, pero no se hizo eso. Ese dinero vino para cumplir compromisos de deudas, intereses y pago de los sueldos de la burocracia. Es lo peor que ha hecho el Gobierno. Con el FMI voy a renegociar. Sobre los subsidios es un tema muy delicado, el del gas especialmente. No me atrevo a decir lo que haré, pero sí que defenderé el bolsillo de los ecuatorianos. Nosotros debemos crear en el Ecuador el concepto del carro eléctrico. Un taxista recorre de 250 a 300 kilómetros al día y llena su tanque de gasolina con $30, si fuera electricidad gastaría $ 7. Así dejaríamos de pensar en el subsidio.

Publicidad

En el área social, ¿cómo mejorará el acceso a la salud?
Estamos cansados de los hospitales colapsados. Si a un ecuatoriano le duele la muela, el oído, la rodilla o el talón va a un hospital (y se satura el sistema). Nosotros vamos a crear el médico familiar. Voy a mapear todas las ciudades, cantones y parroquias. Por cada diez o quince cuadras habrá un médico familiar y se tendrá una ficha técnica médica universal.

Usted insiste en que ha generado empleo. ¿A cuántas personas da trabajo actualmente?
Deben ser unas 600 o 700. Antes eran miles de personas. Pero la innovación y la tecnología han impedido contratar más.

Sin embargo, registra cero en su pago de Impuesto a la Renta de 2019.
Porque las empresas no dieron utilidades. Hay algunos años en que las dan y otros en que no. Esa es la ley de la vida de un empresario.

¿No le parece que si no gana su candidatura habrá dispersado a la tendencia de derecha?
¡El candidato más fuerte de la derecha soy yo! ¡A un banquero nadie lo puede querer en este país! A todos me los voy a desayunar, a almorzar y a comer en un solo día. Y desde ya le digo: si pierdo es por fraude del CNE.

¿Por qué es candidato del partido de Ramiro González, sentenciado por corrupción?
Quería ser independiente, pero no se puede por la ley electoral vigente, y todos los partidos estaban contaminados. Yo cogí uno renovado, con gente joven y profesional. Lo de Ramiro González es del pasado. Yo lo conocí cuando fue ministro, creo que fue una gran persona, pero cometió un error y cayó en la corrupción. No por eso el partido o su nuevo líder, que soy yo, va a ser corrupto.

Algo más

¿Quiénes están en su círculo más cercano?
Ningún familiar ni amigo. Excepto mi mujer, que es muy activa en el área social de la campaña. También Juan Carlos Toledo y el peruano Dimas Concha.

¿Cómo financia su campaña electoral?
En este momento, con mi dinero. No quiero comprometerme con ningún grupo en este país. Si alguien quiere poner, encantado, pero que no me pida nada. Aquí no se habla de millones ni mucho menos.

Autodefinición ideológica
Soy un empresario. Soy un hombre de derecha, pero con un gran sentimiento social.

¿Cuál ha sido el mejor presidente del Ecuador?
Galo Plaza Lasso, un hombre correcto.(I)