La Nacionalidad Sápara del Ecuador (NASE) está dispuesta a iniciar una pelea jurídica en contra del Estado ecuatoriano por lo que considera una serie de violaciones a sus derechos humanos por parte de varias entidades del Gobierno nacional.

Hace pocos minutos, en los exteriores del edificio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), varios miembros de esa comunidad indígena rechazaron que el Ministerio de Agricultura haya entregado a una organización nueva denominada Naruca 251.000 hectáreas que le correspondían a la NASE. Exigen que se les restituya este territorio.

Adicionalmente, consideran que existe una mala aplicación de la política Socio Bosque, que depende del Ministerio del Ambiente, que ha entregado fondos a esta nueva entidad.

NASE también pide la cancelación definitiva del contrato de explotación petrolera que tiene la empresa Andes Petroleum. Sobre el tema, el Gobierno ha hablado de incrementar la producción petrolera para cumplir las metas de 40.000 barriles diarios hasta fin de año, y un millón de barriles al final del periodo presidencial, con la participación de Andes Petroleum y otras empresas privadas, así como el incremento de producción en la propia estatal petrolera Petroecuador.

Andes Petroleum, que tiene concesión de los campos 79 y 83, había declarado fuerza mayor en esa operación al no poder ingresar a territorio sápara, debido a la enorme resistencia que presentaron estos pueblos.

La NASE, que aclaró es la única organización representante de la nacionalidad, también pidió a la Conaie que incluya en los diálogos que lleva adelante con el Gobierno el tema de este conflicto territorial.

Sobre el tema, Felipe Bonilla, miembro de Acción Ecológica y quien trabaja con NASE, dijo que la política del Gobierno está incumpliendo el artículo 57 de la Constitución que indica que el territorio es inalienable, inembargable e indivisible. Explicó que acudirán a varias instancias: Presidencia, ministerios, la Asamblea, entre otros. En esta ocasión llegaron ante la ONU, ya que el ente les considera Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Nema Grefa, presidenta de la nacionalidad, dijo que entre el 6 y 7 de julio, 23 comunidades pertenecientes a esta organización se pronunciaron rechazando la explotación petrolera dentro del territorio. Gloria Ushigua, también miembro de la organización, aseguró que lo que su pueblo requiere es que el territorio vuelva a manos de la nación sápara. (I)