Cuando hacemos un viaje de la Costa a la Sierra o viceversa, a más del típico cambio en la geografía y paisajes de una provincia a otra, también se puede notar un cambio en los letreros de las gasolineras. En ciertas provincias se promociona la venta de la gasolina ecopaís de 85 octanos y en otras la extra, también de 85.

De acuerdo con la información de Petroecuador, actualmente en 11 provincias de la Costa y del sur del país se comercializa la gasolina ecopaís (con etanol) de 85 octanos, mientras que en las 13 restantes correspondientes a la Sierra centro norte, la Amazonía y Galápagos se vende la gasolina extra (sin etanol y también de 85 octanos). Ambos combustibles con precio subsidiado y congelado de $ 2,40 el galón son equivalentes. Esta división se ha generado por temas logísticos y de infraestructura de Petroecuador.

Oswaldo Erazo, presidente de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), recuerda que en 2010 empezó el proyecto piloto que buscaba distribuir la ecopaís con 5 % de etanol. El programa indicaba que también se iba a distribuir a todo el país incluido Quito. Sin embargo, esto no se ha cumplido hasta la fecha.

Publicidad

Efectivamente, en 2015, mediante el Decreto Ejecutivo 675, se dispuso que la distribución y comercialización de la gasolina ecopaís se aplique progresivamente en todo el territorio ecuatoriano, en función de la oferta de bioetanol anhidro, grado carburante y producción nacional. Está previsto que este biocombustible sustituya la demanda de la gasolina extra.

Lo que sí ha sucedido es que este combustible que contiene etanol ya superó en el volumen de ventas a la extra desde el 2018. En agosto del 2022 se vendieron 1.322 millones de barriles, cuando en agosto del 2021 se habían vendido 1.185 millones. En cambio las ventas de la extra fueron de 1.179 millones de barriles en agosto del 2022 y de 1.096 millones en agosto del 2021.


La Asociación de Biocombustibles del Ecuador ha comentado que “el plan nacional de biocombustibles fue una iniciativa para el cambio de matriz productiva, que empezó con la provincia del Guayas. De lo que se conoce el volumen de compra de etanol por parte de Petroecuador ha ido en aumento de 40 millones de litros en 2015 a 113 millones de litros anuales al 2021, aproximadamente. El sector artesanal ha crecido, se ayuda a 1.060 familias de bajos recursos y la cantidad de caña que hoy en día se destina ha crecido a 21.700 hectáreas, 4.000 plazas de empleo para el país.

Publicidad

Sobre el tema, Gustavo Heinert, director ejecutivo de la Asociación de Biocombustibles del Ecuador (Apale), considera que lamentablemente este proceso no ha continuado a nivel nacional debido a que Petroecuador no se ha hecho las inversiones necesarias en los terminales para hacer las mezclas. Heinert dice que debería hacérselo principalmente el del Beaterio de Quito.

Petroecuador explica que esta distribución de combustibles funciona actualmente de esta manera porque estas provincias son las más cercanas a la distribución de etanol. Cerca de estas provincias, por ejemplo en la terminal Pascuales Cuenca, existe la infraestructura para recibir y mezclar este combustible. Esto es tanques de recepción de etanol y sistemas de mezcla en línea.

En cuanto a Galápagos, la provincia que está fuera del continente, Petroecuador señala que se entrega gasolina extra para su consumo. Al ser el etanol un componente hidroscópico no se lo puede llevar mezclado y tampoco hay infraestructura en Galápagos para realizar ahí la mezcla.

Al momento en Ecuador se maneja otra iniciativa piloto, que es la comercialización de la ecoplús 89 (gasolina de 89 octanos y con menos azufre). Actualmente se distribuye en 80 estaciones de servicio de las provincias de Guayas, Esmeraldas y Los Ríos.

Publicidad

Según Petroecuador, entre el 25 de agosto y 29 de septiembre, la empresa estatal despachó 330.387 galones de ecoplús 89. De esta cantidad, el 93,5 % corresponde al terminal de Pascuales en Guayaquil y el 6,5 % a la Refinería Esmeraldas.

De acuerdo con la petrolera pública, este combustible nuevo fortalece la política energética al ser un producto amigable con el ambiente, pues en su mezcla contiene un 8 % de etanol, insumo con 0 % de azufre y que proviene de la caña de azúcar.

El plan piloto de la ecoplús 89 ha tenido una buena acogida, pues es un combustible de mejor calidad que genera mayor rendimiento a los motores. Su precio está liberado y actualmente se ubica en $ 3,67 por galón.

La empresa de hidrocarburos aprovechó para ratificar que la venta de gasolinas extra y ecopaís se mantiene a escala nacional con un precio subsidiado de $ 2,40 por galón, valor que se encuentra congelado y está subsidiado. (I)