Después que la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC, por sus siglas en inglés) comparó los precios del camarón desde enero de 2020 hasta junio de 2023 y determinó que existen indicios razonables de que una rama de producción estadounidense sufre un daño importante debido a supuestas prácticas de dumping y subsidios por parte de los exportadores de camarón de Ecuador, Indonesia, Vietnam e India, la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) rechazó estos señalamientos y recordó que la industria camaronera nacional ya ha obtenido resultados positivos en otros procesos similares con el mismo país.

El informe de la comisión se liberó antes del 16 de enero. En este documento, de más de 200 páginas, se indica que en 131 de 159 comparaciones de precios (100,2 millones de libras) los márgenes de subvaloración oscilaron entre el 0,7 % y el 46,8 %. En los 28 casos restantes (13,2 millones de libras), los precios de los productos de los países investigados estaban entre 0,2 % y 44,1 % por encima de los precios del producto nacional.

Estos resultados apuntan a que los precios del camarón de los países señalados, en el periodo investigado, estaban por debajo de los del producto producido en Estados Unidos, es decir, a un precio inferior al valor justo y además subvencionados por sus Gobiernos.

Publicidad

Camaroneros de EE. UU. y empresas ecuatorianas dieron sus argumentos por queja de subsidios y dumping que debe resolver Departamento de Comercio. Esta es la investigación preliminar

José Antonio Camposano, presidente de la CNA, aseguró que la información parcial contenida en las peticiones presentadas por los productores camaroneros de Estados Unidos es inexacta e incompleta. Aseguró que el Departamento de Comercio de EE. UU., entidad que debe pronunciarse sobre la investigación, lo sabe, y cree que no se basará en ello, sino en las respuestas detalladas a los cuestionarios presentados por las empresas investigadas.

“Es relativamente fácil para la industria camaronera de Estados Unidos alegar, basándose en información limitada, que ha ocurrido dumping y que se han proporcionado subsidios, pero es completamente diferente establecer en realidad, durante un proceso investigativo oficial, que el dumping o los subsidios realmente ocurrieron”, advirtió Camposano.

El dirigente recordó que el sector camaronero ecuatoriano ya fue investigado en dos ocasiones: una investigación anti-dumping de 2004 y otra de derechos compensatorios (subsidios) de 2013. “La industria camaronera de EE. UU. insiste nuevamente con la intención de buscar un resultado distinto en esta ocasión, pues la ley estadounidense no lo prohíbe”, lamentó el dirigente. Afirmó que el sector camaronero ecuatoriano, a través de la CNA, trabaja en la defensa.

Publicidad

Volviendo a las investigaciones actuales, aclaró que ambas, la anti-dumping y derechos compensatorios, están en sus fases preliminares. Explicó que después de emitirse las determinaciones preliminares se llevarán a cabo procedimientos adicionales que conducirán a determinaciones finales por parte del Departamento de Comercio y la Comisión de Comercio Internacional.

Aranceles adicionales para el camarón en EE. UU. si se demuestra el ‘dumping’

La determinación respecto de subsidios para los cuatro países investigados se anunciará a finales de marzo próximo. La fecha original de determinación preliminar se pospuso a solicitud de la industria estadounidense. Mientras, entre octubre y noviembre de este año se esperan las resoluciones sobre la investigación del dumping, dijo Camposano.

Publicidad

Por esto, para el dirigente es demasiado pronto para especular sobre el posible impacto a la industria camaronera nacional si existe un resultado adverso. Sin embargo, adelantó que como sanción se impondrían derechos de importación (aranceles) adicionales a los importadores estadounidenses en cantidades necesarias para compensar cantidades de dumping o subsidios.

Precios a la baja golpean al sector camaronero que hasta agosto percibió -5 % en facturación, aunque produce y exporta más

Camposano reveló que solo se está investigando individualmente a dos empresas ecuatorianas, pero el promedio de sus resultados se aplicará a todos los demás exportadores ecuatorianos.

Pero para llegar a ese o a otra determinación, el vocero de la CNA indicó que tanto la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos como el Departamento de Comercio de los Estados Unidos realizan extensas investigaciones sobre las acusaciones presentadas por su industria nacional. “Todo el proceso investigativo toma alrededor de un año hasta su conclusión”, calculó.