Se comenzó a hablar de su salida de Flopec desde que se hiciera pública una carta que envió a Amazon Tanker Pool Company LLC para dar por terminada una alianza de tanqueros de crudo. El vicealmirante Johnny Estupiñán fue oficialmente removido de la gerencia de la Flota Petrolera Ecuatoriana el pasado viernes en una reunión de directorio. La Empresa Coordinadora de Empresas Públicas, EMCO, controla el directorio de Flopec. Supuestamente Estupiñán habría incumplido disposiciones emanadas desde el año pasado; sin embargo, el marino se defendió y explicó que en los cinco meses que lleva como gerente de la empresa nunca pudo exponer verbalmente la situación de Flopec, pues nunca se le permitió hablar en las reuniones del directorio. El incumplimiento de resoluciones es un pretexto, dijo.

La polémica radica en un contrato con Amazonas Tanker, con sede en Islas Marshall (Oceanía), que para Estupiñán tiene un costo demasiado alto. La Contraloría General del Estado ya ha determinado en un informe que el perjuicio es millonario para Flopec.

¿Cómo se dio su salida de Flopec?

Publicidad

El 9 de marzo hubo una sesión de directorio bastante irregular porque yo como gerente de Flopec soy secretario del directorio y debería participar; sin embargo, no fui citado. Designaron como secretario ad hoc a un asesor de la EMCO y ahí resolvieron mi destitución.

¿Tuvo que ver el presidente del directorio de EMCO?

Él es representante del presidente de la República y es presidente del directorio de Flopec. En la resolución se hablan de algunos incumplimientos, pero yo no he tenido la oportunidad de exponer en el directorio cuál es la situación de la empresa. Es un pretexto el incumplimiento de resoluciones.

Publicidad

¿Ud. sí ha informado sobre cómo encontró Flopec?

El primer informe lo envié el 16 de diciembre, un informe de gestión inicial. Desde que entré en octubre hemos tenido tres sesiones de directorio y en ninguna me han dado la oportunidad de presentar la gestión de la Flota. Luego envié un informe sobre el tema de Amazonas Tanker Pool Company.

Publicidad

Su salida se comenta desde que Ud. comunicó la decisión de terminar el contrato con Amazonas Tanker.

Cuando me hice cargo de Flopec, mejoré las condiciones de este pool llamado Amazonas Tanker. Subimos los ingresos y las utilidades en el último trimestre de 2021, pero nos dimos cuenta de que no era conveniente. A pesar de que el pool mejoraba en los ingresos, Flopec tenía pérdidas. Esto se debe a razones bien concretas: contratos onerosos firmados en 2020 por el gerente de ese entonces (Jaime Condoy Blacio), con tarifas demasiado altas. Por ello hay un informe de Contraloría.

¿El problema es el costo de los alquileres o la fórmula de reparto entre los miembros del pool?

Las dos cosas. La tarifa en la que ellos nos arriendan los buques es muy alta y esa diferencia ya fue establecida por Contraloría con base en los costos del mercado en esa época. Contraloría debe determinar responsabilidad y yo debo cumplir las recomendaciones que da en su informe. Los dueños de los buques no quieren renegociar los fletes, por lo que a medida que se terminen los contratos, estos no se renovarán.

Publicidad

¿Las tarifas están con sobreprecio?

No se puede hablar de sobreprecio, las tarifas son demasiado altas si se compara con el mercado. Por otro lado, la fórmula también tiene problemas y por eso hemos pedido al pool que se la examine con la ayuda de un consultor independiente.

¿El pool se forma en el 2020?

Ellos le ponen el nombre de “pool”, pero en los documentos es un acuerdo comercial. El pool es una empresa formada, tiene oficinas, etc. El acuerdo comercial es menos exigente. El pool necesita aprobación del directorio y de la Procuraduría, así como informes de sustento, pero nada de eso existe. El acuerdo contiene cláusulas desfavorables para Flopec: para terminar el acuerdo, la Flota debe tener 24 meses seguidos de pérdida. Eso no tiene sentido.

¿Quién firmó por la contraparte?

Amazonas Tanker está conformada por Dragun USA LLP y Core Petroleum.

Esas empresas están en paraísos fiscales, ¿quién las representa en Ecuador?

No tienen representantes aquí sino en otros países. Roberto Dongo es el funcionario con el que hablamos y él está en Perú. El gerente general es Ty Shimada, en Nueva York.

¿Cuál ha sido el papel de Raymond Kohut en esta alianza para tanqueros petroleros?

William Sudhaus ha tenido relación con estas empresas y él fue socio de Kohut, que está siendo procesado en Estados Unidos por sobornos en Petroecuador. El asambleísta Fernando Villavicencio tiene información al respecto.

¿Cuál ha sido la respuesta de EMCO frente a este problema?

Ellos insisten en que envíe informes sobre el cumplimiento de resoluciones anteriores durante la administración precedente. Y le repito, en ninguna de las tres reuniones de directorio jamás me dieron la oportunidad para presentar la situación de la empresa.

¿Significa que Ud. va a una reunión de directorio de la empresa de la que es gerente y Ud. no puede intervenir sino que solo tiene que enviar informes por escrito?

Exactamente.

El perjuicio para Flopec está explicado en el informe de Contraloría. ¿Parece que la decisión de terminar el convenio con Amazon Tanker molestó al EMCO o a alguien en el Gobierno?

Eso no lo puedo decir yo, he cumplido las resoluciones de Contraloría, pero si me sacan de Flopec es porque a alguien no le gusta lo que está pasando; de pronto Amazonas Tanker influye de alguna manera para que me saquen.

¿Quién lo remplazará?

Por el momento está el gerente de operaciones Cristian Panchi Zambrano, que ya tiene varios años en la empresa.

¿Qué salida le ve Ud. a este problema con Amazonas Tanker?

Acepté el cargo de Flopec porque yo fui parte de su directorio en los años 2006 y 2007. En ese entonces Flopec tenía $ 200 millones de utilidades. Después de eso construyeron el terminal de Monteverde, lo cual fue un error porque no es una línea de negocio de Flopec. Y cuando llegué en octubre de 2021, la empresa tenía pérdidas. De todos modos cerramos el año con $ 6 millones de ganancias. En enero de 2022 obtuvimos $ 5 millones y en febrero $ 4 millones, es decir, la empresa se está recuperando. Por eso mi recomendación es recuperar la parte financiera de la empresa, terminar con esos contratos onerosos de alquileres de buques a medida que se venzan los plazos, para arrendar buques con precios más convenientes y exigirle a Amazonas Tanker Pool Company que se deben cambiar las condiciones del contrato.

¿Hay que renegociar el acuerdo con Amazonas Tanker?

Hay que analizar cuál es el socio estratégico que le conviene a Flopec y a Ecuador. Ellos nos alquilan sus buques, pero debido a los altos costos esto nos provoca una pérdida. Por eso es importante tener un tablero de control sobre los buques.

¿Usted ya les ha hecho saber las condiciones de renegociación?

Sí. Flopec debe tener el 51 % de las acciones de Amazonas Tanker, ahora no aparecemos como accionistas. Necesitamos tener un operador de control para saber cómo funciona la empresa, porque solo nos mandan unas tablas Excel hechas por ellos mismos. La revisión de la fórmula, que ya hemos hablado. Hay que mejorar el levantamiento de la carga fuera de Esmeraldas y eso con el otro pool que tenemos sí funciona. Eso significa que de aquí se lleva el petróleo a un lugar, pero el buque no se regresa vacío, sino que se arregla para que la nave retire carga en otro puerto. Eso se llama triangulación.

¿Cómo se llama el otro pool?

Panamax International, integrado por una empresa chilena y otra estadounidense. Ellos sí administran la carga, nos ayudan a encontrar carga para traer y que el buque no regrese vacío. La última cosa que les pedimos es que traten de poner tripulación ecuatoriana en los buques para cumplir con la normativa de que al menos el 50 % debe ser ecuatoriano. (I)