Once personas que se dedicaban supuestamente a sustraer clandestinamente hidrocarburos fueron detenidas en cuatro provincias del país.

Luego de cuatro meses de investigaciones, la Unidad Nacional de Investigación de Delitos Hidrocarburíferos (UNIDH) de la Policía Nacional, en conjunto con Fiscalía, logró identificar a la agrupación que incurría en cometer delitos contra la actividad hidrocarburífera, sobre todo, robar combustible en dicho tramo del poliducto, en el tramo que se encuentra entre Quinindé y Santo Domingo.

De acuerdo con las indagaciones de las autoridades, los implicados aparentemente perforaban clandestinamente el poliducto y luego utilizaban camiones que contenían tanques camuflados para llenarlos con hidrocarburos y posteriormente distribuirlos a varias provincias del país. Según estimaciones, el perjuicio al Estado oscila en un millón de dólares.

Los investigadores determinaron que los hidrocarburos se almacenaban en bodegas ilegales en tanques de 10.000 galones en distintos puntos de Santo Domingo y luego supuestamente lo comercializaban en vehículos tipo tanqueros en distintas provincias del país.

En el operativo que se desplegó el último jueves en Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Pichincha, Esmeraldas y Los Ríos también participaron uniformados del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y Criminalística.

Entre las evidencias se retuvieron 12.000 galones de CLDH (combustibles líquidos derivados de hidrocarburos) y seis vehículos entre livianos y pesados, que presumiblemente se empleaban en el cometimiento de las actividades ilícitas. (I)