Tulcán

Ingresar a Tulcán resulta imposible debido a la presencia de pesados vehículos que obstruyen las vías de acceso a la ciudad fronteriza, en el sector sur, a la altura de El Obelisco y carreteras alternas rurales.

Las bases del transporte de carga lideran la medida de hecho que ya cumple 27 horas, la noche de ayer se unieron la Asociación de Transporte Pesado del Carchi y otras organizaciones sociales.

La movilización afecta a las importaciones y exportaciones por Rumichaca, al transporte interprovincial de pasajeros, al despacho de la producción agrícola, cuyo principal rubro es la papa y leche.

Publicidad

Más de 500 viajeros permanecieron represados durante la madrugada de este martes 19 en la terminal terrestre de Tulcán ante la suspensión de frecuencias por las operadoras de buses que aspiran a que la E 35 sea habilitada en las próximas horas.

Al menos cuatro vías en Guayas continúan cerradas por protesta de arroceros, una en Los Ríos

Fernando Villarroel, administrador del centro de movilidad, indicó que unas cinco unidades de las 130 que salen diariamente han salido desde ayer hacia el interior del país a riesgo de los tripulantes y ocupantes.

Extranjeros desesperados deben caminar entre 5 a 10 kilómetros desde la zona donde se encuentran los obstáculos hasta abordar autobuses. Mientras tanto ,unos 120 usuarios, entre venezolanos, colombianos y ecuatorianos, esperan en los exteriores de la terminal terrestre. Alrededor de 200 ciudadanos haitianos y africanos no pueden continuar hacia Colombia.

Mientras que el puente internacional de Rumichaca permanece vacío, el ruido de las máquinas no se escucha como todos los días y los exportadores e importadores están preocupados ante las constantes paralizaciones que tienen para movilizar las mercaderías por el viaducto binacional.

Patricio Rodríguez, dirigente de la Asociación de Transporte Pesado de Carchi, confirmó que plegaron a la medida y señaló que han solicitado al presidente de la Federación Nacional de Transporte Pesado, Luis Vizcaíno, retirarse de las mesas de diálogo que promueve el Ejecutivo.

“Nos vamos a mantener firmes en el sector de El Obelisco, ya que el incremento gradual del diésel está acabando con nuestra actividad, por lo que estamos pidiendo además que termine el cambio de tripulantes en Rumichaca”, agregó.

Publicidad

El alza del combustible continua no permite reajustar los valores de los fletes, dicen los transportistas, quienes están demandando, además, la asignación de recursos para que el control de pesas y medidas sea electrónico.

En cambio, que Marcelino Imbaquingo, de la Unión Nacional Agraria, manifestó que este martes 19 no salieron a obstruir la E-35, en Bolívar, como sucedió ayer, hasta nuevas disposiciones de la dirigencia nacional.

Para Imbaquingo debe parar el alza de los combustibles, habilitar los créditos al sector agrario, y las autoridades estatales detener la especulación en los precios de los insumos agropecuarios.

En el ECU911, un representante del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y delegados del Gobierno Nacional mantienen diálogos con los dirigentes de la medida de hecho.

Pablo Cerón, directivo de los transportadores independientes, dijo que si no hay acuerdos se radicalizará la medida. (I)