La movilización en contra de la violencia de género convocada por organizaciones sociales en Quito, en el que se recordó femicidios ocurridos como el de María Belén Bernal, presumiblemente a manos de su esposo, un oficial de la Policía, terminó con altercados.

Tras dos horas de caminata por el norte de Quito, antes de las 14:00, la marcha que había iniciado, aproximadamente a las 12:00 de este sábado, 1 de octubre, en el parque El Arbolito, llegó a la Comandancia General de la Policía, que estuvo protegida con vallas metálicas.

Eso hizo que, a pocos metros, se pinte en la calle la frase: “Vivas nos queremos”.

Publicidad

‘Quiero vivir sin miedo’, se grita en marcha contra la violencia de género, en la que se recuerda muerte de María Belén Bernal

Sin presencia policial sobrevolaron drones y desde lo alto del edificio de la comandancia hubo personas que veían la marcha por lo que hubo momentos tensos, pues los protestantes gritaron frases como: “asesinos, asesinos”.

Una vez en los exteriores de ese edificio, Sinchi Gómez, una de las voceras de la movilización, leyó los pedidos que plantean las organizaciones de la sociedad civil que participaron en la protesta.

Pidió que haya mesas de diálogo técnicas con el Ejecutivo así como el presupuesto del caso en la que participen organizaciones feministas y de derechos humanos.

Mientras Gómez leía sus planteamientos se regaron pétalos de rosas rojas y flores blancas y maíz sobre la frase que fue pintada en la calle.

Publicidad

Destitución de la cúpula policial fue otro de los pedidos.

Además que haya juicios políticos a la secretaria de Derechos Humanos, Paola Flores y al Defensor del Pueblo (e), César Córdova.

Gómez anunció que las movilizaciones continuarán hasta que las mesas técnicas tengan un resultado positivo.

En las vallas metálicas se colocaron carteles como “mi vida tiene valor, mi cuerpo no tiene precio” y algunos de los protestantes lograron retirarlas con lo que avanzaron hacia la puerta de ingreso a la comandancia. Rápidamente se colocaron mujeres policías con escudos.

Publicidad

“La Policía no nos cuida”, fue el grito de decenas de mujeres que marcharon hasta la Comandancia de la Policía por la muerte de María Belén Bernal

Desde el lado de las protestas se lanzaron gran cantidad de huevos, se pintó de color amarillo los escudos policiales y se impregnó de imágenes de manos de color rojo los vidrios del edificio.

En la avenida Amazonas, al norte de Quito, se pintó una frase alusiva a casos de femicidios ocurridos en Ecuador. (Photo by RODRIGO BUENDIA / AFP) Foto: AFP

Arreciaron los gritos contra el personal policial que se mantuvo en las instalaciones del edificio con sus escudos protectores. No hubo reacción policial.

También se lanzaron botellas plásticas y los recipientes de la pintura usada. Además de gritos como: “hay que quemar, hay que quemar, hay que quemar la Policía Nacional”; se quemaron papeles y cartón.

Marcha contra la violencia de género llega a sede policial en Quito. Reporta Javier González.

Posted by El Universo on Saturday, October 1, 2022

Luego de unos 15 minutos de tensión, la movilización se retiró aproximadamente a las 15:30.

Publicidad

Inmediatamente hubo intercambio del personal policial, pues en lugar de las mujeres tomaron sus puestos hombres. Tras unos minutos se replegaron y las puertas de ingreso a la Comandancia de la Policía se cerraron. (I)