Según las autoridades, el objetivo es descentralizar la emisión de las placas para los automotores. Por tal motivo, se firmó ayer, 30 de junio, la carta de intención entre la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y la Secretaría de Movilidad de Quito.

De acuerdo con eso, se estima que a inicios de 2022 se inicie la producción y entrega de las placas. Hablaron de hacer lo mismo con las licencias de conducir, en un futuro. Adrián Castro, director de la ANT, explicó que primero es necesario implementar el sistema adecuado, además de verificar que la ciudad cuente con la capacidad operativa y tecnológica para llevar a cabo esta tarea.

En este caso, de las placas, la transferencia de competencias al gobierno local permitirá disminuir las quejas de usuarios por la falta de estas. En el boletín de esta institución se especifica que en 2020 recibieron 47.000 placas, pero en 2021 aún no llegan a 20.000.

Con esto, Quito sería la primera ciudad en emitir y producir las placas para los vehículos que desde 2018 no las han recibido. Junto a la capital, Cuenca, Guayaquil y Ambato buscan lograr el mismo traspaso de competencias a sus gobiernos locales.

Juan Manuel Aguirre, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito, (AMT), agregó que estas acciones corresponden a un adelanto de la reforma a la Ley de Tránsito aprobada en la Asamblea Nacional. “Se convocará a un concurso público y se espera iniciar la entrega, desde el Municipio, a inicios del 2022”, finalizó. (I)