La restauración de la casa García Moreno tiene el 40% avanzado en materia de construcción, dentro de los 2.273 metros cuadrados que tiene el edificio, según información del Municipio de Quito. Cuando los trabajos culminen el archivo histórico de la ciudad será trasladado a este lugar. Además, tendrá una biblioteca, un repositorio, salas de investigación, salas de uso múltiple y videotecas.

Esta mañana se firmó el compromiso para trasladar el archivo histórico a estas instalaciones cuando las refacciones hayan concluido. Se prevé que esto ocurra en septiembre del 2022, en el marco de la celebración del bicentenario.

El alcalde Jorge Yunda estuvo presente en el evento y recalcó la importancia de “tener un archivo histórico, el mejor conservado de América, que es un orgullo para todos los quiteños y ecuatorianos, pero no solo en el papel, sino también con piezas de audio y video”.

La restauración se realizará en dos etapas por el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP). La primera concluirá mañana, 20 de mayo, y coincide con el lanzamiento del programa Año Jubilar por la Batalla de Pichincha.

En las calles Guayaquil y Rocafuerte, en el Centro Histórico de Quito, se ubica este edificio patrimonial de 147 años. El IMP realiza los trabajos en la casa que, según informaron, lleva siete años abandonada.

Al encontrarse abandonada la casa se ha convertido en refugio de personas en situación de calle. Esto ha provocado daños en su interior, informaron las autoridades.

Dentro de los trabajos que se realizarán se incluye el cambio de canaletas y recolectores de agua lluvia. También el retiro de tejas y maderas que han sido dañadas y “afectan la fachada ecléctica de la Plaza de Santo Domingo”, explica el boletín.

Finalmente se trabajará en la fachada, con arreglos de enlucido y pintura, y el reforzamiento estructural.

Actualmente el archivo reposa en La Circasiana, en el centro norte de Quito. (I)