Ambato

Angustiados y desesperados, incluso con lágrimas en sus rostros, se observó a familiares de personas privadas de la libertad (PPL) que llegaron a los exteriores del Centro de Rehabilitación Social de Ambato (CRSA) luego de conocer que un grupo de internos fue trasladado hacia uno de los centros penitenciarios de Guayaquil.

Mirian N. dijo que cerca de las 08:00 de este viernes sacaron a reclusos, entre ellos su hijo, que alcanzó a despedirse por una de las ventanas del automotor. Ella narró que se siente angustiada porque teme por la vida de él, sabiendo de los últimos acontecimientos en la Penitenciaría del Litoral, en donde murieron por lo menos 118 reos en medio de los enfrentamientos entre grupos delincuenciales.

Aseguró que su hijo no pertenece a ninguna agrupación delictiva y dijo temer por su vida. “Él nunca ha tenido problemas en los ocho meses que está internado; no sabemos por qué le mandan a Guayaquil, si nosotros vivimos aquí en Ambato, no sé por qué les trasladan”, aseveró.

Publicidad

Gobierno anuncia aplicación de plan para sistema carcelario; construcción de infraestructura carcelaria, indultos y repatriación de extranjeros, entre las acciones

Otros, como Elizabeth M., consideraron que los reos que fueron llevados a Guayaquil no son de alta peligrosidad, y por eso también están preocupados por la integridad de sus familiares. “Aquí el CRSA es tranquilo; no sabemos por qué les mandan para otra parte, diciendo que son de alguna banda, pero no es así”, aseguró la mujer.

Joao N. llegó al centro penitenciario angustiado al saber que su hermano también había sido trasladado a Guayaquil. Consideró que no es justo que lo trasladen de Ambato hacia el Puerto Principal.

Al respecto, este Diario intentó conversar con el director del CRSA, Carlos Ortega, pero dijo que por el estado de excepción en los centros penitenciarios está prohibido dar declaraciones. Asimismo, el ente a cargo del sistema carcelario (SNAI) no ha difundido información sobre estas derivaciones de internos hacia otros centros carcelarios.

Este viernes 1, el coronel Marco Muñoz, jefe de la Subzona 18 de la Policía Nacional en Tungurahua, comentó que el director del CRSA pidió el apoyo con seguridad para el traslado de diez personas privadas de libertad, todos hombres, hacia Guayaquil, por lo que se dispuso el operativo de resguardo con el Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

Resguardo policial

El jefe policial añadió que la Subzona Tungurahua realiza las acciones preventivas para mantener la seguridad del centro carcelario de Ambato. Debido a estas medidas se hizo un vallado en el reclusorio y se dispuso mayor presencia policial en los exteriores, así como el control de las personas que ingresan al lugar, es decir, al personal administrativo y guías.

Como parte del estado de excepción, Muñoz comentó que se coordinó la seguridad externa con las Fuerzas Armadas con el fin de evitar cualquier tipo de incidencia o actos violentos en la cárcel ambateña. (I)