NOTICIAS

Publicidad

¿Qué contienen los informes y documentos de la Superintendencia de Compañías que fueron desclasificados y que se relacionan con albaneses en Ecuador?

En los documentos se detalla la información de decenas de empresas cuyos accionistas son ciudadanos albaneses y también aparece el nombre de Rubén Cherres.

La mafia albanesa que opera en Ecuador ha constituido decenas de empresas. Foto: Archivo

Publicidad

Actualizado el 

Con la decisión de desclasificar la reserva de los informes presentados por la Superintendencia de Compañías por el llamado caso Encuentro (o El Gran Padrino), los medios de comunicación de Ecuador han accedido a la información. El levantamiento de la reserva se da en medio de acusaciones entre asambleístas de haber ocultado información para la redacción del informe que fue aprobado con 104 voluntades en el Legislativo y que buscaba dar paso a un juicio político contra el presidente Guillermo Lasso.

Uno de los legisladores que emitieron la alerta de “la mutilación” de la información y sobre que no se había tomado en cuenta el informe de la Superintendencia de Compañías (Supercías) fue Ricardo Vanegas.

El ‘concepto marquetero’ de ciudadanía universal impulsado en 2008 (durante el régimen de Rafael Correa) permitió la llegada de la mafia albanesa al Ecuador

¿Pero qué contiene este informe? Son más de una veintena de documentos en PDF y Excel certificados por la Supercías. Aquí se detalla la información de decenas de empresas cuyos accionistas son ciudadanos albaneses y también aparece el nombre de Rubén Cherres Faggioni, este último acusado de liderar una red de corrupción en las empresas estatales.

Publicidad

Además, la Supercías ha creado mapas de conexión entre las compañías de los albaneses y Cherres con otras empresas y ciudadanos ecuatorianos que ostentan u ostentaron cargos públicos. Hay compañías del sector de la construcción mayoritariamente, pero también hay del área pesquera y que tienen que ver con la producción y cultivo de cannabis con fines medicinales o terapéuticos.

Hoy, 15 de marzo, en rueda de prensa Vanegas mencionó a varios asambleístas y exlegisladores que estarían involucrados con estas empresas o sus accionistas.

Dalton Bacigalupo Buenaventura (actual legislador por Izquierda Democrática), Carlos Bergman (exasambleísta), Fernando Cedeño Rivadeneira (actual legislador por UNES), Hugo Cruz Andrade (exasambleísta (+)), Daniel Mendoza Arévalo (exlegislador), Xavier Santos Sabando (actual asambleísta por Izquierda Democrática), Tanlly Vera Mendoza (exministra de Agricultura), Mariano Zambrano Vera (exprefecto de Manabí) y María Álvarez Valverde son hasta el momento los que les puedo decir. La información que estamos entregando es la que consta en el informe de la Superintendencia y de ninguna manera se ha señalado que estas personas son parte de una mafia, el informe de la Superintendencia tampoco lo dice”, aclaró.

Publicidad

Los tentáculos de la mafia albanesa vuelven a estar en la mira en Ecuador

Lo que el informe establece, a criterio de Vanegas, es que hay “amigos de albaneses” y que existe constitución de empresas que han generado preocupación en la Supercías. Al ser consultado si los asambleístas que nombró tienen relación con los albaneses, afirmó: “Esa relación la ha fijado la Superintendencia, no yo. Relación que debió ser atendida por quienes hicieron esta investigación. Esta información la recibí el 3 de marzo y como se desclasificó ahora haré lo que antes no podía hacer”.

Las empresas con nexos o vínculos directos e indirectos con ciudadanos albaneses solo en la provincia de Manabí ascenderían a más de 306. A Vanegas le llama la atención que varias de las compañías ubicadas por la Supercías se dedican a la producción y comercialización de cannabis.

Publicidad

En una de estas, ubicada en Cotopaxi, aparece como administrador y accionista un albanés. Este ciudadano también figura como accionista o administrador de catorce compañías más. Además, en varias de estas empresas se asoció con Rubén Cherres.

Esta empresa que comercializa cannabis a su vez tiene nexos con al menos catorce compañías más. En los documentos de la Supercías se dan nombres de los dueños y accionistas de todas estas empresas.

Según el Gobierno, la presencia de los albaneses en el país aumentó con la figura de “ciudadanía universal” instaurada en la administración de Rafael Correa.

En tanto que en 2022 Albania dejó de ser considerado paraíso fiscal por el Ecuador, debido a que no cumple los parámetros establecidos por la Ley Pacto Ético, también aprobada en la presidencia de Rafael Correa.

Publicidad

Otra de las compañías observadas por la Supercías es una dedicada a actividades pesqueras de altura y costeras, a la extracción de peces, crustáceos y moluscos marinos, tortugas, erizos de mar, ascidias y otros tunicados en la ciudad de Portoviejo.

Si bien en esta empresa no hay socios o inversionistas de nacionalidad albanesa, replica el esquema de vínculos y nexos con otras compañías donde sí figuran albaneses.

Otros de los informes de la Supercías es el Análisis de riesgo de lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación-Albania. En este documento el ente identifica a once albaneses que figuran en 26 empresas como socios o inversionistas.

“De la base accionaria que reposa en el medio magnético de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros se tiene que once ciudadanos albaneses figuran como representantes legales y accionistas en 26 compañías del sector societario”, indica el documento.

De estos once ciudadanos uno aparece en la “lista de sentenciados” y tiene el 25 % de participación de una de las compañías observadas por la Supercías. De las 36 empresas de las que participan albaneses, 23 son por sociedad anónima, 2 son de responsabilidad limitada y una por sociedad por acciones simplificada (SAS).

Hasta el momento de las personas que han sido nombradas por Vanegas, solo Dalton Bacigalupo se ha pronunciado: “Las personas que aparecen vinculadas en estas empresas no es que necesariamente hayan cometido delitos por pertenecer a esas compañías. Yo jamás he suscrito ante notario una firma a una compañía a la que deseo pertenecer. Esta es mi verdad. ¿Por qué aparece mi nombre en estas compañías?, eso es lo que se debe investigar. Entiendo que hay un vicio en la constitución de esas empresas”, indicó.

El asambleísta aseguró que en Ecuador “es conocido” que se venden y compran empresas ya constituidas: “Empresas fantasmas. Muy posiblemente mi nombre aparezca junto con otros que jamás han suscrito una compañía. Los albaneses han adquirido empresas ya constituidas”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad