NOTICIAS

Publicidad

Una quinta dosis de vacuna contra el COVID-19 es necesaria después de seis meses de la última inmunización, pero ¿hay stock suficiente en Ecuador?

Hay cuatro millones de dosis en stock, lo que no alcanza para inmunizar a toda la población mayor de 12 años que no se ha colocado el primer refuerzo (tercera).

La vacunación contra el COVID-19 e influenza busca frenar los casos graves de estas enfermedades. Foto: El Universo

Publicidad

En Ecuador hay un repunte de los casos de COVID-19 y de otras infecciones respiratorias agudas ocasionadas por la influenza estacional justo antes de las festividades de Navidad y Fin de Año.

En la semana epidemiológica 45 se registraron 680 casos de coronavirus, pero en las tres siguientes fueron 1.370, 2.600 y 3.688 a nivel nacional. Esta evolución se dio durante las cuatro últimas semanas epidemiológicas, del 6 de noviembre al 3 de diciembre de este año.

Se tiene previsto que esta semana suba a cuatro mil el número de casos. El comportamiento en el país y a nivel mundial es que aumenten durante mes y medio y de ahí haya una disminución.

Publicidad

La Municipalidad de Guayaquil reporta que solo en este cantón se registraron 320 casos confirmados en la semana 45, mientras que en la semana 48 ya se cuentan 1.810 afectados, es decir, 1.490 más lo que representa un incremento del 465 %.

En hospitales de Guayaquil se implementan planes de contingencia ante aumento de casos respiratorios

Las personas más afectadas son las adultas mayores y las que tienen enfermedades catastróficas. En Guayaquil se registró una muerte por esta causa. Es una paciente adulta mayor con dos dosis de vacunas, pero sin los dos refuerzos, lo que hizo que su cuadro se agravara.

Publicidad

De hecho, la cobertura de la tercera dosis de las vacunas que ayudan a prevenir el COVID-19 grave, que requiere hospitalización y el uso de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), es de apenas el 55 % de la población mayor de 12 años con 7′561.551 dosis colocadas.

Mientras, el segundo refuerzo (cuarta dosis) acumula 2′552.268 dosis, es decir, se cubre al 18,6 % de la población objetivo, que son los mayores de 12 años de edad.

Publicidad

El Ministerio de Salud Pública (MSP) indica que aún hay un stock de cuatro millones de dosis por colocar. Lo disponible no alcanza para inmunizar a toda la población objetivo que falta por ponerse la tercera dosis o primer refuerzo. El grupo etario al que está dirigido el primer refuerzo (tercera dosis) es la población de 12 años y más que en el país se estima en 13′754.121 personas.

En Estados Unidos ya se inocula con la vacuna bivalente, denominada así porque contiene el aumento de casos de la enfermedad generados por las últimas variantes de coronavirus.

La recomendación más lógica para los que completaron las cuatro dosis es colocarse una quinta tras seis meses del llamado oficialmente segundo refuerzo, sobre todo quienes tienen factores de riesgo como diabetes, hipertensión arterial, obesidad, cáncer o el sistema inmunitario reprimido, según coinciden médicos especialistas consultados por este Diario.

El neumólogo Iván Chérrez afirma que las personas adultas mayores y las que tienen factores de riesgo sin los refuerzos completos tienen más probabilidades de que sus cuadros se agraven y mueran debido a que su inmunidad contra el COVID-19 ya es muy reducida.

Publicidad

“Esta quinta dosis debería ser ya la bivalente, China ya la tiene, pero mientras tanto hay que completar el esquema de las cuatro dosis que tenemos. Lo que más importa es que la gente no se muera, no se ponga grave, y las que hay pues todavía protegen en un 87 % de esto último”, indica.

Pero hay que mantener las medidas como el uso de mascarilla en lugares cerrados y el distanciamiento social, porque las vacunas protegen menos de la infección del ómicron (variante del COVID-19). “Menos del 50 %, por eso se deben seguir las medidas de control, evitar lugares poco ventilados, las reuniones masivas”, agrega.

Francisco Pérez, subsecretario de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud Pública (MSP), afirma que el aumento corresponde a que en el país ya circularía la nueva variante del COVID-19 descubierta en Alemania, donde fue bautizada como cerbero, haciendo referencia al perro del dios Hades en la mitología griega, también conocido como Cancerbero, el monstruo de tres cabezas que custodia las puertas del infierno.

A pesar de tener un aumento de los casos de COVID-19 no se ha visto la presión en el sistema de salud en cuanto a hospitalizaciones, ventajosamente las vacunas nos protegen de esta enfermedad grave, pero nos toca trabajar en cubrir tanto los primeros como segundos refuerzos de la vacunación y también que las personas accedan a la vacunación contra la influenza, que es mucho más frecuente en adultos mayores y niños, el grupo etario para la que es destinada esta inmunización, con esto se evita que exista infección respiratoria aguda grave”, indica Pérez.

El número de fallecidos por COVID-19 no se ha actualizado en el sitio web oficial ya que solo se incluye la información hasta la semana 44, justo antes de este rebrote de contagios.

Pérez indica que en la semana epidemiológica 47 se dio un fallecimiento y en la 48 otro más. “La mortalidad no se ha visto afectada, esperamos que esto se mantenga así”.

Los casos de COVID-19 se disparan en Guayaquil: 1.810 casos se reportan en última semana epidemiológica

Sobre las nuevas vacunas existentes en los países desarrollados, como la bivalente, el funcionario afirma que se evalúa la llegada de nuevos tipos de vacunas. “Hay una serie de desarrollos nuevos que van saliendo, nos toca evaluarlos minuciosamente porque por la urgencia podemos hacer una compra, pero mañana sale un tratamiento que puede ser igual de bueno. También el mercado de las vacunas es algo difícil, no es que están disponibles al 100 % para todos”.

El COE (Comité de Operaciones de Emergencia) nacional tiene previsto reunirse este miércoles 7 de diciembre para analizar las nuevas medidas que podrían implementarse ante esta nueva ola de contagios, sobre todo, como prevención ante la llegada de las festividades navideñas y de fin de año.

Conozca los puntos de vacunación y los que deben vacunarse en el siguiente link.

Lo que sí se reporta, agrega, es un aumento de las atenciones de consulta externa, hospitalizaciones y emergencias no graves por el incremento de infecciones respiratorias agudas causadas por la influenza estacional. “No hay una saturación de ninguna forma, si vemos que la situación va aumentando semana a semana pues tomaremos las medidas necesarias, pero no ha sucedido, mantenemos la vigilancia”.

La atención en consulta externa subió casi un 600 % en el periodo de la semana epidemiológica 45 a la 48. Una muestra de esto es que se pasó de atender 100 casos a la semana a 700 por enfermedades respiratorias no graves.

Además, los casos de infecciones respiratorias graves (IRAG) se deben al virus de la influenza A/H3-N2. Los grupos poblacionales con más incidencia son el de 2 a 5 años y las personas adultas mayores, informa el MSP.

La epidemióloga Andrea Gómez afirma que la vacunación contra el COVID-19 no genera una inmunidad a largo plazo y que la mutación permanente hace que se necesiten las dosis de refuerzo de forma constante cada cierto tiempo, sobre todo los que tienen problemas con el sistema inmunitario.

“Es importante tener al día las dosis que corresponden. En Estados Unidos se coloca una vacuna actualizada denominada bivalente, estas utilizan tanto el material genético del virus inicial como de los que existen actualmente, que son variantes que van cambiando, entonces el cuerpo ya no está listo para defenderse de estas”.

Lo positivo, agrega, es que las vacunas disponibles en Ecuador sí son eficientes en evitar la mortalidad y los casos de hospitalización grave. “Sin embargo, sí se dan casos de enfermedad leve moderada, por lo que es necesario actualizar las vacunas por una parte y mantener los refuerzos al día”, asegura Gómez.

Lo más recomendable, dice Chérrez, es completar el esquema nacional de cuatro dosis y esperar al 2023 cuando se tiene previsto que lleguen las vacunas bivalentes que son más caras. “Hay que utilizar las que tenemos, hagamos una campaña masiva para que las personas completen sus cuatro dosis y hasta eso se hace tiempo hasta que aparezcan estas nuevas vacunas”.

Recomendaciones ante el incremento de casos de infecciones por virus respiratorios, incluido COVID-19

El epidemiólogo Aquiles Rodrigo Enríquez aconseja primero que quienes todavía no lo han hecho completen la tercera y cuarta dosis de cualquiera de las vacunas disponibles contra el COVID-19 en Ecuador.

“Los que ya tienen una cuarta dosis no es necesaria una quinta dosis. Y si llegara a ser necesaria, es recomendable el uso de vacunas bivalentes, que contienen una combinación contra dos tipos distintos de virus del COVID-19. Estas vacunas todavía no están disponibles en Ecuador, se espera que lleguen en el transcurso del 2023″.

Hasta que lleguen, Enríquez recomienda el uso de mascarillas, especialmente en lugares con mucha gente y poca ventilación, como espacios cerrados o el transporte público. “Aislarse en casa si tiene síntomas respiratorios, como tos o mucha congestión nasal. Y si debe salir de casa, utilizar mascarilla. Mantener buena ventilación en la casa, el trabajo y la escuela e intensificar el lavado de manos”.

Finalmente, agrega Enríquez, en el caso de los menores de 5 años y mayores de 65, se recomienda estar al día en las vacunas regulares, incluida la vacunación anual contra la influenza estacional (gripe). (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad