La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, detenida en Canadá desde 2018, fue liberada este viernes de su prisión domiciliaria en Canadá en el marco de un juicio de extradición a Estados Unidos, que la acusó de fraude bancario, tras un acuerdo alcanzado entre las partes para “posponer” las diligencias.

Una jueza canadiense puso fin a los procedimientos de extradición contra Meng y ordenó el levantamiento de las condiciones de su fianza, poniendo fin a una saga legal de casi tres años.

La decisión judicial se produce después de que Meng llegara a un acuerdo de enjuiciamiento diferido con los fiscales estadounidenses para evitar cargos de fraude por delitos graves.

Más temprano, un tribunal de Brooklyn (Nueva York) había dado el visto bueno al acuerdo alcanzado entre el departamento de Justicia y Meng para poner fin a este embrollo judicial que ha complicado las relaciones entre las dos potencias.

Publicidad

Estados Unidos propuso “posponer” hasta fines de 2022 las diligencias contra la ejecutiva de Huawei. Si antes del 1 de diciembre de 2022 no hay impugnaciones al acuerdo ni se rompe, se abandonarán todos los cargos contra ella.

Según la abogada del gobierno estadounidense Nicole Boeckmann, Meng admitió que había desempeñado un “papel fundamental” en el esquema financiero que Huawei orquestó para poder seguir haciendo negocios con Irán y eludir las sanciones impuestas por Washington a ese país.

Crisis diplomática

Las mismas fuentes indicaron al periódico que el acuerdo no incluye la liberación de Michael Spavor y Michael Kovrig, dos canadienses a los que China detuvo inmediatamente después del arresto de Meng el 1 de diciembre de 2018 y que han sido acusados por las autoridades chinas de espionaje.

La detención de Meng, Spavor y Kovrig ha causado una profunda crisis diplomática entre Canadá y China, con acusaciones mutuas de violaciones de derechos humanos y repercusiones comerciales.

El pasado sábado, The Globe and Mail señaló que las autoridades estadounidenses había retomado conversaciones con Huawei para que la compañía china se declarara culpable de fraude bancario a cambio de un acuerdo de enjuiciamiento diferido contra el gigante de las telecomunicaciones chino que permitiría a Meng regresar a China.

Cómo es la vida de la millonaria dinastía dueña del gigante tecnológico chino

Con este acuerdo, se pone “fin al proceso de extradición que tiene lugar en Canadá y que de otra forma podría haber durado meses, sino años”, dijo otro letrado del gobierno, Mark J. Lesko.

Publicidad

Meng compareció por vídeo desde Canadá y respondió en chino a las preguntas de la jueza del Tribunal Federal de Brooklyn, Ann M. Donnellya.

Meng Wanzhou, de 49 años, hija del fundador del gigante de las telecomunicaciones Ren Zhengfei, fue detenida el 1 de diciembre de 2018 en el aeropuerto canadiense de Vancouver a pedido de Washington.

La justicia estadounidense la acusó de haber mentido a un ejecutivo del banco HSBC durante una reunión en Hong Kong en 2013 sobre los vínculos entre el grupo chino y una subsidiaria llamada Skycom que vendía equipos a Irán.

Hasta ahora, Meng siempre había negado las acusaciones de las autoridades estadounidenses.

Asimismo, su defensa acusó reiteradamente a funcionarios canadienses y estadounidenses de “abuso” procesal, pidiendo su excarcelación. (I)