En un puerto argentino se dio un suceso que antes de 2020 habría sido una anécdota más, sin embargo, en medio de la pandemia del coronavirus, y aún más con la aparición de una nueva variante aparentemente más contagiosa, es visto como grave error de las autoridades sanitarias.

La novedad se inició a las 19:30 del pasado viernes 26 de noviembre, cuando el crucero MS Hamburg -con 300 pasajeros, en su mayoría alemanes- fue autorizado a ingresar a la terminal Benito Quinquela Martín del puerto de Buenos Aires.

Esta autorización se dio tras cumplir con el protocolo de las autoridades de Sanidad de Fronteras, en el que el capitán tiene que informar previamente cuáles fueron los puertos en donde estuvo amarrado el buque, la cantidad de pasajeros y el estado sanitario de ellos.

Todo transcurrió con normalidad hasta las 08:15 del siguiente día, cuando una inspectora de la Dirección de Sanidad de Fronteras -que se dirigió al puente de mando del buque- empezó a discutir por vía telefónica con una compañera que estaba en tierra sobre la ubicación geográfica del puerto donde previamente había estado el MS Hamburg antes de atracar en Buenos Aires.

Publicidad

“Boluda, este barco viene de Cabo Verde, ¿eso no es en África?”, preguntó la inspectora mientras que su compañera le aseguraba que Cabo Verde estaba en Asia, detalla el portal Infobae.

El MS Hamburg había estado en el puerto caboverdiano de Praia, parte del archipiélago de Cabo Verde, ubicado en el océano Atlántico, frente a las costas de Senegal, en el norte de África. Un testigo de la discusión indicó al portal argentino que tras la confirmación de que el puerto está en África, una de las funcionarias expresó: ”Nos mandamos una macana (equivocación)”.

Argentina dispone cuarentena obligatoria para quienes lleguen desde África

Una vez que se descubrió el error, el buque fue puesto en cuarentena, se prohibió su desembarco o abordaje y se ordenó a los 300 pasajeros y 170 tripulantes el confinamiento en camarotes.

No obstante, desde que se emitió la autorización para bajar a tierra transcurrieron doce horas, por lo que pensó que algunos tripulantes y turistas pudieron haber bajado para hacer turismo en Buenos Aires. En todo caso, se informó que solo un grupo de turistas que se dirigía el sábado al aeropuerto de Ezeiza para retornar a su país había descendido del buque; estos fueron localizados y retornaron al barco.

Este lunes se conoció que un turista a bordo había presentado síntomas del COVID-19, pero este ya se encontraba aislado junto con su familia cuando el MS Hamburg llegó a Buenos Aires. El pasajero se recupera favorablemente, aunque se desconoce la variante de coronavirus que contrajo.

La Dirección de Sanidad indicó que tras conocer del caso, se ordenó hisopar al resto de pasajeros así como a la tripulación, cuyos exámenes PCR dieron negativo.

Publicidad

Médicos ecuatorianos recomiendan tomar acciones ante la expansión de variante ómicron en el mundo

Confirman primer caso de variante ómicron en España

En medio de esto el Gobierno de Argentina dispuso este lunes la cuarentena obligatoria para toda persona que haya estado en África en los catorce días previos al ingreso al país sudamericano.

Toda persona que provenga o haya estado en el continente africano en los últimos catorce días previos a su ingreso a la Argentina deberá informarlo en una declaración jurada y deberá haber completado el esquema de vacunación dos semanas antes de entrar al país.

Además, deberá contar con una prueba PCR negativa realizada 72 horas antes del ingreso a la Argentina y realizarse una prueba de antígeno al llegar al país suramericano. Luego deberá realizar una cuarentena y hacerse un test de PCR al décimo día del test del PCR en origen, que deberá ser negativo para finalizar el aislamiento obligatorio.

Los extranjeros no residentes deberán adicionar un seguro de salud COVID-19, con cobertura de servicios de internación, aislamiento y traslados sanitarios. (I)