El hijo mayor del presidente de Colombia, Gustavo Petro, fue llamado a juicio este jueves por un fiscal que lo acusa de lavado de activos por la posible entrada de dineros del narcotráfico a la campaña de su padre.

Se llama a juicio al señor Nicolás Fernando Petro Burgos”, afirmó el fiscal Mario Burgos durante una audiencia de acusación ante un juez de la ciudad de Barranquilla (norte), donde reside el exasambleísta.

Los cargos presentados por la fiscalía surgen del testimonio de la exesposa de Nicolás Petro, Daysuris Vásquez, quien tras una infidelidad lo señaló de recibir grandes sumas de dinero en efectivo de Samuel Santander Lopesierra, condenado por narcotráfico en Estados Unidos.

Publicidad

Burgos imputó al hijo del presidente, capturado en julio pasado, por presuntamente “adquirir, invertir, ocultar, encubrir y dar apariencia de legalidad” a dineros obtenidos de forma irregular, además de “incrementar en forma injustificada” su “patrimonio económico”.

Según la Fiscalía, Samuel Santander Lopesierra dio a Nicolás Petro unos 400 millones de pesos (unos 102.000 dólares), al igual que Alfonso “el turco” Hilsaca, un negociante acusado en el pasado por el ente investigador de financiar grupos paramilitares y planear homicidios.

Una parte del dinero habría ingresado a la campaña presidencial de 2022 y el resto fue utilizado por Nicolás Petro para darse una vida de lujos, de acuerdo a la acusación. El presidente niega haber usado ese dinero para llegar al poder.

Publicidad

“Hechos claros y precisos”

Los votos de la región Caribe -donde Nicolás Petro ha hecho su carrera política- fueron decisivos para la victoria de Gustavo Petro, que se convirtió en agosto de 2022 en el primer presidente izquierdista de Colombia.

En la audiencia de este jueves, la defensa de Nicolás Petro solicitó anular todo el proceso en su contra, argumentando falta de claridad de la fiscalía al exponer los hechos por los que lo acusa.

Publicidad

“Los hechos de imputación fueron claros y precisos y no se afectó ninguna garantía”, expresó el juez del caso, Hugo Carbonó, al rechazar la solicitud del abogado defensor.

Nicolás Petro fue capturado en julio de 2023 mientras se encontraba en su domicilio junto a su nueva pareja en un mediático operativo.

Inicialmente el hijo del presidente se dijo abierto a colaborar con el ente investigador, pero luego cambió de abogado y decidió rechazar los cargos. Ahora se defenderá en un juicio.

En libertad condicional desde principios de agosto, Nicolás ha negado que su padre tuviera conocimiento sobre el ingreso de estos dineros a la campaña.

Publicidad

Jueces y congresistas

El presidente no niega las acusaciones contra su hijo y marcó distancia frente a Nicolás al asegurar que nunca sería cómplice de esos crímenes.

Según la fiscalía, en 2022 Nicolás Petro compró con dinero en efectivo varios bienes de lujo, entre ellos un vehículo marca Mercedes-Benz de unos 50.000 dólares; gastos que excedían el salario que devengaba como diputado en ese entonces.

En un mapa de involucrados presentado por el ente investigador no aparece Gustavo Petro, pero sí su esposa y madrastra de Nicolás, Verónica Alcocer. El presidente no se ha pronunciado tras la decisión de este jueves.

Por estos mismos hechos Gustavo Petro es investigado por el Congreso, donde no tiene mayorías. Eventualemente el Legislativo podría llevarlo a un juicio político y destituirlo, aunque el proceso hasta ahora se encuentra en fase preliminar. (I)