En las últimas horas, las relaciones diplomáticas entre Argentina y España se encuentran tensas. Esto se dio tras las declaraciones del mandatario argentino Javier Milei en un discurso en un encuentro en Madrid de dirigentes de extrema derecha organizado por el partido español Vox.

Milei aludió Begoña Gómez, la esposa de Sánchez, como “mujer corrupta”. “Las élites globales no se dan cuenta de lo destructivo que puede llegar a ser implementar las ideas del socialismo (...), aun cuando tenga a la mujer corrupta, digamos, se ensucia [sic], y se tome cinco días para pensarlo”, aseguró.

Aunque no mencionó a Sánchez o a Gómez por su nombre, sus palabras permitieron identificar a la pareja.

Publicidad

Pedro Sánchez confirma que seguirá siendo presidente de España

Tras el hecho, el gobierno español llamó a consultas a su embajadora en Buenos Aires, la cual ya abandonó ese país.

Sánchez lamentó este lunes que el presidente argentino, Javier Milei, no haya “estado a la altura” con sus palabras contra él y afirmó que la respuesta a ellas será acorde “a la dignidad de la democracia española” y a los lazos de hermandad que unen a ambos países.

El jefe del Ejecutivo español dijo que sabe que Milei no habló en nombre “del gran pueblo argentino” y recalcó que “los afectos son libres pero el respeto es irrenunciable” y, por ello, están a la espera de una rectificación del presidente de Argentina antes de actuar en consecuencia.

Publicidad

“La respuesta del Gobierno de España será acorde a la dignidad que representa la democracia española y a los lazos de hermandad que unen a España y Argentina”, avisó.

Las referencias a las palabras de Milei sirvieron a Sánchez para abrir su intervención en el acto, donde dijo que quería plantear una reflexión a los ciudadanos españoles y argentinos.

Publicidad

“Lo que ayer vivimos en Madrid no habla de lo que los españoles y los argentinos sentimos, no habla de la unión de dos pueblos que en los momentos más difíciles contaron con la mano del otro para poder levantarse”, subrayó.

Tampoco, dijo, habla de las raíces comunes que hacen sentirse como en su hogar a españoles y argentinos cuando visitan el otro país.

Pedro Sánchez, presidente de España, analiza renunciar al cargo por investigación de corrupción contra su esposa

Lo que se vivió en Madrid, señaló Sánchez, representa el riesgo de la “internacional ultraderechista” para sociedades como la española que, afirmó, sustenta su democracia sobre pilares de progreso económico, justicia social y convivencia.

“España y Argentina son dos países hermanos. Somos dos países hermanos cuyos pueblos se quieren y se respetan”, resaltó.

Publicidad

¿Quién es Begoña Gómez y por qué es investigada?

Gómez, de 49 años, lleva casada más de 20 años con Pedro Sánchez. Estudió Marketing y también un máster de administración de empresas, especializándose en captación de fondos para organizaciones no gubernamentales.

En 1999 comenzó a asesorar a entidades y negocios como Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Deutsche Bank y Old El Paso, de acuerdo con El Correo. Además se detalla en su perfil laboral que trabaja actualmente como directora en la Cátedra Extraordinaria de Transformación Social Competitiva en la Universidad Complutense.

También dirigió el African Center de la universidad IE, cargo que se separó en el 2022, según detalla BBC.

Justamente este fue el sitio donde ocurren supuestas irregularidades que denunció la organización Manos Limpias.

A finales de abril, un tribunal de Madrid anunció una investigación preliminar sobre Gómez, por sospechas de tráfico de influencias y corrupción.

La investigación, cuyas diligencias fueron declaradas “secretas” por el tribunal, se conoció después de que el medio digital El Confidencial revelara que los investigadores examinaban los vínculos de Gómez con empresas privadas que acabaron recibiendo fondos y contratos públicos del gobierno.

El Confidencial afirma que la investigación está relacionada con presuntos vínculos de Gómez con el grupo turístico español Globalia, propietario de la aerolínea Air Europa, que mantenía conversaciones con el gobierno para conseguir un rescate de la empresa, gravemente afectada por la caída del tráfico aéreo debida a la pandemia de coronavirus.

Sánchez afirmó en una carta que su esposa “defenderá su honorabilidad y colaborará con la Justicia en todo lo que se la requiera para esclarecer unos hechos tan escandalosos en apariencia, como inexistentes”.

Además refirió que esta denuncia se da por una retaliación política. (I)