A dos meses y una semana de mandato, el gobierno del presidente Guillermo Lasso gestiona diálogos con tres frentes: maestros, agricultores y transportistas, que mantienen constante la amenaza de protestas y paralizaciones.

Desde el pasado 12 de julio, cerca de 80 maestros sostienen una huelga de hambre en once provincias del país, a favor de la vigencia de la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), cuya aplicación se encuentra suspendida por la Corte Constitucional (CC), hasta resolver dos demandas de inconstitucionalidad presentadas en su contra.

Según el dirigente del magisterio Jorge Escala, si bien la CC tiene la última palabra sobre esta ley en este momento, en la audiencia pública del caso, la Presidencia de la República, a través de la Secretaría Jurídica, pidió que se declare la inconstitucionalidad de la norma.

CC admite a trámite demanda contra Ley Reformatoria a Ley Orgánica de Educación Intercultural y concede medida cautelar

Luego, la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, visitó a los maestros huelguistas en los bajos de la Asamblea Nacional, en la que la funcionaria señaló que esperarán y acatarán lo que resuelva la CC.

Publicidad

Estas acciones gubernamentales, dice Escala, revelan una posición “demagógica” del Gobierno que, por otro lado, exige que sí se declare la inconstitucionalidad de la norma que restituye las tres categorías del escalafón del magisterio y otros beneficios para la comunidad educativa.

“La próxima semana se va a radicalizar la protesta social, responsabilizamos al Gobierno de la salud y vida de los huelguistas”, dijo Escala.

En la última reunión de mediación convocada por la Asamblea sobre este tema, el Gobierno se excusó de asistir.

Huelga de hambre de maestros se extenderá a otras provincias en defensa de reformas a la LOEI

En tanto, los arroceros y bananeros también están a la espera de una respuesta del Ministerio de Agricultura para una reunión en la que se revise el acuerdo ministerial en el que se fija el precio mínimo de sustentación de estos productos.

Tras convocar a un paro nacional indefinido, el pasado 12 de julio, los dirigentes de estos sectores se reunieron con varias autoridades del Ejecutivo, entre estos, el gobernador de Guayas, Vicente Taiano, para buscar soluciones al problema.

Sin embargo, ahora buscan una reunión con la titular del Ministerio de Agricultura, Tanlly Vera, y con el presidente de la República, Guillermo Lasso, pero sostienen que no tienen una respuesta hasta ahora y podrían retomar las medidas de hecho para el 12 de agosto.

Publicidad

Washington Núñez, presidente de la Corporación Nacional de Arroceros del Ecuador, manifestó que lo que piden es que se ponga el precio de $ 35 a la saca de arroz, pero sin franja, que les perjudica.

“Si no nos dan solución al problema, vamos a iniciar un paro a partir del 12 de agosto. Lamentablemente, no nos gustaría llegar a eso, nosotros somos gente de diálogo (...). Nos tocaría apegarnos al derecho a la resistencia, no quisiéramos llegar a eso, esperemos que la ministra y el presidente hagan conciencia”, manifestó Núñez.

En una última declaración pública, el Ministerio de Agricultura señaló que los precios del arroz fueron fijados técnicamente con productores, en mesas de diálogo.

Ministerio de Agricultura asegura que precios del arroz fueron fijados técnicamente en mesas de diálogo, que hay reclamos “justificados y otros de tinte político”

El productor bananero y exdirigente del sector Byron Paredes señala que el pedido es que se cumpla con el precio de sustentación de la caja de banano, que es de $ 6,25, y comenta que el Gobierno se ha reunido con exportadores, pero no con los pequeños y medianos productores.

“Lamentaremos tener que tomar medidas de hecho por la ausencia de políticas públicas agropecuarias, estamos conversando con los cañicultores, arroceros, los transportistas que son afines”, agregó Paredes.

Desde el lado de la transportación, Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), señaló que esperan que el Gobierno tome decisiones sobre la focalización de los combustibles y la forma de pago de deudas para este sector este lunes 2 de agosto y que van a “ser firmes” porque, a veces, “lamentablemente, los mandos medios entorpecen las soluciones”.

Transportistas esperan concretar focalización de combustibles antes del 11 de julio

“No estamos en esa línea (de medidas de hecho), queremos que más bien salga lo que tiene que salir, esas noticias de medidas de hecho son sensacionalistas y a la hora de la hora se desvirtúa lo principal. Vamos a ser firmes, cuando tengamos que manifestarlo, lo manifestaremos, pero eso agotando todos los esfuerzos, no queremos jugarnos con algo tan serio, en este momento queremos respuestas, el Gobierno tiene que ser serio”, expresó Gómez.

Los transportistas ven bien que el Gobierno haya formado una comisión técnica desde junio para buscar las soluciones a sus problemas y que el mandatario, en dos meses de gobierno, se haya reunido ya por tres ocasiones con ellos. Hasta el momento, 250.000 transportistas han enviado información para armar la data que servirá para la focalización.

Sobre estos diálogos, desde el Ejecutivo, el vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, expresó que el “deporte nacional” es protestar, todos protestan y hay que escucharles, porque este es “el Gobierno del Encuentro”, en el que las conversaciones son lideradas por el presidente Guillermo Lasso y, ahora, también, por la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, quien tiene la función de unir a todos estos gremios y buscar con ellos una solución consensuada.

“¿Qué se puede decir? Es que no hay dinero para solucionar todos los problemas, porque si el gobierno anterior al de Lenín Moreno le dejaron sin la mesa servida, a nosotros no nos dejaron, no hay ni mesa. Entonces, el presidente, con una visión de país (...), lidera (las conversaciones), a veces no puede estar en todo, designa a ministros (...), debe anteceder el diálogo”, señaló el vicepresidente. (I)