“En el caso de que se llegare a demostrar una conducta reñida con la ética o con la Ley, yo no voy a tener problema de adherirme o sumarme a una impugnación o incluso a cambiar o retirar la terna, pero en la medida de que no se trate de meros juicios de valor, sino que se demuestre un acto reñido con la ética o una irregularidad”.

Esa es la posición que mantiene el presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela, luego de las críticas que se han generado por supuestas vinculaciones a partidos y movimientos políticos de profesionales que fueron incluidos en la terna que él envió, el viernes último, al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), para que de ella se designe y nombre al presidente titular del Consejo de la Judicatura (CJ).

Presidente de la Corte Nacional envía nueva terna al Consejo de Participación para que se designe de ella al presidente de la Judicatura

A mediados de mayo pasado, Saquicela retiró la primera terna enviada al CPCCS. Esa lista estaba encabezada por Alberto Ordóñez, Paola Jarrín y Andrés Valencia. El retiro se lo hizo 83 días después de haber sido entregada, asegurando que lo hacía para evitar que se “consume la arbitrariedad de archivar la terna y con ello una nueva forma de metida de las manos en la justicia del Ecuador”.

Publicidad

Esta vez, la lista que entregó el presidente de la Corte Nacional tiene como cabeza a Maritza Romero Estévez, Antonio Tello Sarmiento y Fabiola Gallardo Ramia.

Los cuestionamientos apuntarían a quien encabeza la terna, la jueza de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, Maritza Romero, y a la actual presidenta de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, Fabiola Gallardo. Contra Romero existirían señalamientos respecto a una supuesta cercanía y afiliación con el correísmo; mientras que a Gallardo se la relacionaría con el Partido Social Cristiano (PSC).

Luego de conocer la terna de Saquicela, el legislador Fernando Villavicencio en su cuenta de Twitter escribió: “La mejor imagen del pacto UNES/PSC para secuestrar la justicia es la terna para el CJ remitida por Iván Saquicela. Maritza Romero, correísta, protegió a José Serrano; Fabiola Gallardo, cercana al PSC, con sanción disciplinaria grave. Favoreció a Álex Saab”.

Publicidad

Romero ha desmentido tener afiliación política alguna y lo respalda con documentos del Consejo Nacional Electoral. En el currículum que mantiene la Corte Nacional se destaca que tiene 22 años de trayectoria en la Función Judicial y fue segunda mejor puntuada en la selección de jueces a nivel nacional.

La actual jueza provincial ha sido agente fiscal en la Fiscalía de Pichincha, subsecretaria de Gestión de Atención, directora nacional de Rehabilitación Social y asesora de la Subsecretaría de Gestión de Atención Integral a Personas Adultas y Adolescentes en Conflicto con la Ley en el Ministerio de Justicia. También fue ayudante jurídica, analista y jefa departamental en la Dirección de Política Penal de la Fiscalía General.

Publicidad

Corte Nacional retira terna planteada al Consejo de Participación para escoger a su representante y al presidente del Consejo de la Judicatura

Saquicela defiende su selección asegurando que esta obedeció a criterios como que son funcionarios judiciales de carrera, al ser dos mujeres y un varón se está privilegiando a la mujer y los tres postulados tienen una experiencia desde dos visiones: el ejercicio profesional de la Fiscalía y la Judicatura como jueces.

“Maritza Romero y Fabiola Gallardo fueron fiscales y ahora son juezas, la primera jueza de la Sala de lo Penal de Pichincha y la otra presidenta de la Corte Provincial de Justicia del Guayas. Marco Tello se ha desempeñado como funcionario en la Fiscalía de Azuay y desde hace una década es funcionario y asesor de la CNJ, asesor de jueces y de tres presidentes de la Corte Nacional. Creo yo que existe una hoja de vida, una trayectoria como profesional que identifica la presentación de la terna”, dijo Saquicela.

El presidente de la CNJ insiste en que si alguien tiene un reparo, tiene que impugnar y debe denunciar, para eso es el proceso de selección, afirma, para demostrar una conducta reñida con la ética y la Ley. Sobre por qué no repitió el envío de la primera terna, Saquicela apuntó que en esta ocasión enviando los nombres de tres judiciales de carrera se quiere fortalecer el mensaje de independencia e institucionalidad. En la terna anterior había una jueza y dos abogados en libre ejercicio.

El CJ debe estar conformado por cinco miembros titulares y sus suplentes, pero actualmente está integrado por Fausto Murillo, representante de la Asamblea y quien fue designado presidente temporal; Juan José Morillo, de la Defensoría Pública; Maribel Barreno, de la Fiscalía General del Estado; y Javier Muñoz, del Ejecutivo.

Publicidad

En el documento enviado al presidente del CPCCS, Hernán Ulloa, se le apunta desde la Corte Nacional que el CJ no puede seguir siendo representado por un vocal que proviene de una fuente distinta a la CNJ. Para el presidente del más alto órgano de justicia del país, el simple hecho de que no lo sea vulnera el principio de seguridad jurídica que consagra la Constitución.

Iván Saquicela recordó que dos veces ha tenido problemas al presentar la terna. “La primera vez no eran ni correístas, ni socialcristianos, sino que no se nombró porque hizo demorar el trámite el señor (Hernán) Ulloa y finalmente dijo que no se necesita nombrar y quedó hasta el día de hoy. Presento la segunda terna y dicen que es correísta la una y socialcristiana la otra. Entonces qué tipo de debate tenemos. Eso denota que quién politiza la justicia, a la que quieren meterles las manos”.

Sobre la supuesta relación de dos de sus candidatas con partidos y movimientos, Saquicela explica que existen muchos profesionales del ámbito jurídico que pudieron haber trabajado en diferentes regímenes como profesionales del derecho y si se aplica la misma lógica de quienes critican, el vocal de la Judicatura, Juan José Morillo, sería correísta porque fue el director de Asesoría Jurídica de la Superintendencia de Telecomunicaciones cuando esta era muy cuestionada en la época de Rafael Correa; o el presidente Fausto Murillo es correísta porque fue propuesto por la expresidenta de la Asamblea Nacional Elizabeth Cabezas.

El documento con la nueva terna ya estaría en manos del presidente del CPCCS, pero hasta el momento no ha existido ningún pronunciamiento, aún más cuando en el escrito se le solicita a ese organismo que el proceso de selección del nuevo titular de la Judicatura no demande más allá de quince días.

Toda esta situación se da en medio de un proceso de juicio político en la Asamblea Nacional contra tres vocales del CJ y la expresidenta del organismo María del Carmen Maldonado y la posibilidad a futuro de que sean expuestos también a un juicio político integrantes del CPCCS. (I)