El principal planteamiento del movimiento indígena fue la rebaja del precio de los combustibles, pero el presidente Guillermo Lasso respondió que entiende el problema pero que las ciscunstancias actuales del país no lo permiten, dijo el vocero presidencial tras el primer encuentro entre el primer mandatario y los líderes de la Conaie.

Lasso ha dicho que le gustaría bajar el precio de los combustibles, pero al momento no es posible. El pasado 22 de octubre, el presidente Lasso decretó la suspensión de los incrementos mensuales de los precios de los combustibles y fijó el precio de la gasolina extra en $ 2,55, mientras el diésel incrementó a $ 1,90. Esta decisión motivó el reclamo de varias organizaciones, entre esos el movimiento indígena que realizaron una primera protesta, suspendida debido al largo feriado de noviembre.

Al instalar la conversación, que se desarrolla a puerta cerrada en un salón del Palacio de Carondelet, Lasso expresó que “el diálogo y la resolución de diferencias en un ambiente de paz y tranquilidad es fundamental” para la democracia.

“Esperamos resultados de este diálogo, esperamos por el bien del país”, expresó a su vez Iza al ingresar a la casa presidencial.

Publicidad

Lasso e Iza sostuvieron una primera reunión el 4 de octubre, en la que la opositora Conaie presentó una serie de propuestas al Ejecutivo como suspender los incrementos mensuales a los precios de los combustibles que se aplicaban desde 2020, por lo que llegaron a subir hasta en 90%.

Al menos 50 delegados de los pueblos, nacionalidades y organizaciones sociales de las tres regiones de Ecuador llegaron a la cita con propuestas, de acuerdo a información entregada por la Conaie.

QUITO. Minutos antes de la reunión con el presidente,  Guillermo Lasso,  el presidente de la CONAIE, Leonidas Iza junto con los dirigentes indígenas,  se reunieron en el parque del Arbolito. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: El Universo

Los medios de comunicación fueron desalojados para permitir que el encuentro entre los principales dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y de otras organizaciones sociales fuera privado. La cita se desarrolló este miércoles en el palacio de Carondelet.

En el diálogo buscan exponer las propuestas y alternativas económicas al alza del precio de los combustibles por las cuales protestaron a fines de octubre.

Funcionarios de la Presidencia impidieron a los periodistas entrevistar al ingreso a Leonidas Iza, principal de la organización indígena.

En momentos previos, Nelson Erazo, dirigente del Frente Popular, señaló que “la paz en el país depende del Gobierno”, al que piden que derogue los últimos decretos sobre combustibles y congele el precio al mes de junio.

Con tensión ante la reunión prevista, los alrededores del Palacio de Carondelet, en el centro histórico de Quito, mostraban a elementos de la Fuerza Pública para controlar el paso de ciudadano ajenos a la cita en las calles aldeañas a la casa presidencial.

Entre los líderes indígenas en el Salón de Banquetes se encuentran Antonio Vargas, quien fue indultado ayer y representantes de otras organizaciones como la Fenocin y Feine. (I)