La exministra de Gobierno María Paula Romo, quien fue censurada y destituida en noviembre de 2020 por uso de bombas lacrimógenas caducadas en octubre de 2019, se pronunció sobre las investigaciones que lleva adelante la Fiscalía.

Publicidad

Metástasis y Purga, los narcos, los partidos políticos y La Posta conectados por una persona: Mayra S., la relacionista pública de Leandro Norero, que ha resultado una pieza clave para entender la conexión entre jueces suicidas, políticos correístas, un exdiputado socialcristiano y la crisis de seguridad que vive el país”: con esas palabra abre su intervención la exministra en un video colgado en redes sociales este lunes.

Romo explica que Mayra S., antes de trabajar para la Corte Provincial del Guayas, trabajó en la Asamblea Nacional en el Consejo de Administración Legislativa “por el pedido de su amiga y jefa Cristina Reyes, asambleísta socialcristiana. Para ese momento, cuando llega a la Asamblea Nacional, Mayra S. ya era la socia de Daniel Salcedo y la empresa Prodmas”.

Romo relata que en el tiempo de la pandemia del COVID-19, acorralados por las investigaciones sobre venta y sobreprecio en insumos médicos, Salcedo y su hermano intentan fugar en una avioneta que se accidenta en la frontera con Perú. Dijo que para entonces tenían sospechas de que “Salcedo era una pieza de algo mucho más grande, la punta de un ovillo que había que desenredar”.

La policía, a mi cargo, detuvo a Salcedo y a todos los implicados, los trajo al Ecuador y los pusimos a órdenes de la justicia. Ahí empiezan las investigaciones... Con Metástasis se han confirmado sus alcances, sus contactos, sus pagos para diferir audiencias y cómo fueron declarados inocentes a pesar de todas las pruebas en su contra. Hoy todo se conecta”, considera Romo.

“Mayra S. también contactó a jueces suicidas para tramitar los famosos habeas corpus ilegales que han recibido tantas cabezas criminales en el país y me voy a referir al caso de Rasquiña (Jorge Luis Zambrano González). (...) (Jorge) Glas y Rasquiña compartían el mismo abogado, el mismo habeas corpus y la misma relacionadora pública”, relata la exfuncionaria.

Publicidad

Romo recuerda que en esa ocasión los arriba mencionados no lograron su cometido, pero meses después -primero Rasquiña y luego Glas- salieron de la cárcel “usando estos habeas corpus ilegales sin haber cumplido su sentencia”.

“¿Por qué éramos tan incómodos? ¿Por qué tanto invento y tanto ataque a (Patricio) Carrillo y Romo?“, se pregunta la exministra. “Cada vez es más claro: los criminales y los políticos involucrados en estos casos han sido por años nuestros principales detractores”, agrega.

Publicidad

“Eran muchos enemigos juntos. Todos estaban incómodos con mi presencia y mi actuación en el Ministerio de Gobierno, así que decidieron ir por mí por un juicio político y ahí la más cobarde de las mentiras. Me acusaron de lo que ellos y sus amigos y sus socios estaban haciendo: robando en hospitales. Y para esa mentira entró La Posta, relata Romo.

La exministra considera que “hoy todo se entiende mejor”. “En Metástasis y Purga vemos cómo se orquestaban ataques a la reputación de quienes se metían contra ellos. (Andersson) Boscán y La Posta encabezaron también el ataque en mi contra. Lamentablemente, convencieron a varios. Pero así es como todo se va aclarando y se pone en su lugar”.

“Repitieron mil veces una mentira y fui censurada por los colegas del Ruso y los colegas de Pablo M. La jefa de Mayra S. y gran amiga de la esposa de Rasquiña, Cristina Reyes, fue una de las principales voceras. Mayra S. celebró mi destitución, como más tarde Norero celebraría la censura de Patricio Carrillo”, asegura Romo.

“Celebro que se caigan las máscaras, que las cosas se aclaren y que se pongan en su lugar”, agrega la también exasambleísta y actual militante del movimiento Construye. (I)

Publicidad