Las divergencias que mantiene el movimiento Pachakutik (PK) no solo son con el gobierno de Guillermo Lasso, sino también casa adentro de la Asamblea Nacional.

La mañana de este 2 de septiembre, los exteriores de la legislatura en Quito se caracterizaron por presenciar voces de respaldo a los asambleístas de PK y a la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori; y otra concentración para el asambleísta independiente Fernando Villavicencio.

Llori decidió participar de esta manifestación y en su alocución destacó que en estos primeros tres meses de gestión han aprobado doce leyes, y el Consejo de Administración Legislativa (CAL) calificó más de 31 proyectos, “entonces no es que la Asamblea no está haciendo nada”.

Bancadas legislativas, molestas por la advertencia de llamar a una consulta popular si no se consideran propuestas del Gobierno

Denunció que dentro del Parlamento “hay asambleístas que están tratando de menoscabar la dignidad y el prestigio de la Asamblea”, y pidió a sus simpatizantes mantener su apoyo para los momentos en los que la Asamblea los requiera.

Publicidad

Increpó al Gobierno nacional y a su ministra de Gobierno, Alexandra Vela.

“Hay que ser clara, la Asamblea no es quien tiene que trabajar por la obra pública y reactivar la economía. Es el Ejecutivo, no la Asamblea. Hay que ir poniendo las cosas en su puesto. No hay reactivación económica y, ¿a quién le echan la culpa? A la Asamblea. ¡Todo le echan la culpa a la Asamblea! Hay que ir poniendo las cosas en su puesto”, dijo.

Calificó de “desafortunadas” las declaraciones de la ministra de Gobierno, “de ir a una consulta popular y con altas posibilidades de muerte cruzada”, precisó Llori.

Respondió: “La Asamblea tiene sus verdaderos representantes, nosotros somos los representantes de los verdaderos pobres. Por eso es que ahora están desacreditando a la Asamblea y también están desacreditando a su presidenta, pero tengan la certeza de que vamos a trabajar por todos los ecuatorianos”, enfatizó a sus militantes.

Fernando Villavicencio recusó a Guadalupe Llori y otros dos legisladores del CAL en el trámite de la queja en su contra

El jefe de bloque de PK, Rafael Lucero, afirmó que esta protesta “es una muestra para decir a aquellos asambleístas como Fernando Villavicencio que deben aprender a respetar. Que los 137 asambleístas también tenemos bases. Aquí no hay iluminados. La presencia es para defender la institucionalidad de la Asamblea”, expresó Lucero.

Insistió en cuestionarlo para que “se ubique” y que no “trate de dañar” la imagen de la Asamblea, que está “presidida” por su coidearia de PK, Guadalupe Llori.

Publicidad

El desencuentro con Villavicencio se debería a las críticas a la intención de adquirir vehículos para la legislatura en medio de la crisis económica; la denuncia penal por presunta concusión que presentó en contra de la asambleísta y segunda vicepresidenta, Bella Jiménez (antes de ID), quien habría gestionado cargos, según investigaciones de medios de comunicación digitales.

Y también por sus declaraciones sobre el legislador Ricardo Vanegas (PK), sobre una supuesta vinculación con el consorcio Oro Negro, una de las empresas cuestionadas de presuntos hechos de corrupción, que tienen responsabilidad penal en la Contraloría del Estado.

Vanegas presentó una queja en el CAL para que se lo sancione con una suspensión por un mes.

Villavicencio decidió recusar este miércoles a Llori, Jiménez y al asambleísta también de PK Darwin Pereira porque hay una “enemistad manifiesta”, luego de que tomaron conocimiento de la queja.

Lucero indicó que no temen a la consulta popular a la que convocaría el régimen, en el caso de que no haya respaldo a sus proyectos de ley de carácter económico.

“¡No tenemos miedo a la consulta! No nos amenace con las consultas… Vamos a la muerte cruzada. ¡No hay miedo!”, dijo.

El legislador reconoció que dentro de la legislatura existen acuerdos, y de eso “han sido testigos de cómo se han llevado las votaciones”.

Dijo que no van a permitir que la ministra Vela “diga que le estamos obstaculizando”, porque hasta el momento el régimen no ha presentado proyectos de ley. “No pretendan dañar la imagen de la Asamblea Nacional”, espetó.

Según Lucero, no han sido convocados al diálogo, aunque están abiertos a ello, “de igual a igual”. Y reveló que en las últimas horas recibió una llamada de los asesores del Ministerio para mantener una reunión y que irá a conversar “porque queremos demostrar que estamos abiertos al diálogo”.

Y a la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN) les pidió que le digan a Lasso que “bajen las armas” y “dejen de botar lodo con ventilador a esta Asamblea”.

En las voces de otras bancadas, el legislador del Partido Social Cristiano (PSC) Luis Almeida recordó que su organización política hizo campaña electoral con CREO para la presidencia de la República y hay que “cumplir”, pero “el problema va a surgir si es que quieren poner impuestos”.

Ramiro Narváez, legislador de la Izquierda Democrática (ID), dijo que hay firmado un acuerdo con Pachakutik y que sigue vigente, lo que “no implica que nosotros evaluemos las leyes que el Gobierno tiene que enviar”.

El asambleísta oficialista Juan Fernando Flores (CREO) medió en esta conflictividad y llamó a sus colegas a esperar que lleguen los proyectos al seno legislativo para encontrar puntos en común, y también las líneas rojas.

“Sobre esas líneas rojas busquemos la solución... Es el punto de que aquí en la Asamblea, desde que se instaló, siempre ha estado por delante el no”, lamentó.

Tres bloques legislativos anuncian el rechazo parcial al veto a Ley de Reactivación Económica para Manabí y Esmeraldas

Por su parte, Villavicencio, quien también tenía a su alrededor un grupo de simpatizantes, dijo que a él “nadie lo quiebra” y que no lo silenciarán en revelar denuncias que involucren a legisladores que estén gestionando cargos.

“Estoy aquí para fiscalizar adentro y afuera de la casa. Los asambleístas corruptos que han negociado cargos deben irse a la casa y otros a la cárcel. A mí no me van a amenazar”, manifestó; y arengó para que si la Asamblea no cumple, que “venga la consulta popular”. (I)